El antiguo edificio de Intendencia Fluvial hoy es la sede de la secretraría de Cultura. El antiguo edificio de Intendencia Fluvial hoy es la sede de la secretraría de Cultura.
  • Como el agua que corre

    Las políticas culturales de Barranquilla han logrado poner a la ciudad como Capital Americana de la Cultura, así como armonizar las iniciativas populares para democratizar el Carnaval sumado a la puesta en marcha de un plan de Casas de Cultura: lo sembrado augura la recuperación del aura cultural de la ciudad.

    2015/12/11

    Por John William Archbold* Barranquilla

    Es complicado hablar de la cultura barranquillera. Lo único que parece claro sobre el tema es que nadie se atreve a definir una región y una población diversa, de múltiples corrientes, no solo por la consabida herencia de indígenas, blancos y negros que caracteriza a todo el Caribe, sino por las huellas que oleadas de inmigrantes europeos y de Medio Oriente calcaron sobre estas arenas. Luego, por alguna inexplicable razón, la ciudad se empeñó en borrar sus huellas, cubrió de olvido el centro que la acunó y escapó hacia todas las direcciones, dándole la espalda al río que propició su nacimiento. Eso hace que hoy no sea descabellado pensar en un resurgimiento, cuando la ciudad mira de nuevo hacia el Magdalena.

    Para leer este artículo completos:

    Ed. 160

    Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

    ¿Tienes algo que decir? Comenta

    Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

    Queremos conocerlo un poco,
    cuéntenos acerca de usted:

    Maria,

    Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Maria,

    su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

    O
    Ed. 160

    ¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

    Su código de suscripción no se encuentra activo.