México. México.

México: "¿La película que apenas se presentó en Cannes? En cualquier sitio"

2012/07/17

;
BBC

Plaza Meave es un nombre que puede ser raro, pero en Ciudad de México es sinónimo de software barato, claves para descargar gratis programas de edición, películas y juegos, o robar el servicio de Internet al vecino.

Meave y otros locales comerciales aledaños son el corazón de la piratería cibernética en México.

El sitio se encuentra en el centro de la capital, a unas calles de Palacio Nacional que es la sede oficial del gobierno mexicano.

Kiosko digital

En 2011 las autoridades instalaron kioskos digitales para combatir la piratería de contenidos.

Allí se puede comprar todo lo relacionado con Internet ¿La última edición de PhotoShop? Afuera, junto al local de tacos, con el chico de la gorra azul con vivos blancos. ¿La película que apenas se presentó en Cannes? En cualquier sitio.

Todos los días a la zona arriban decenas autobuses con compradores de mercancía pirata, que se surten de productos que revenden en sus propios negocios.

Llegan desde el norte, sur o el poniente de México, pero con frecuencia aparecen compradores de Guatemala, Honduras o El Salvador.

La Procuraduría (fiscalía) General de la República es la responsable de combatir este delito, pero hasta ahora son pocas las acciones contra las descargas ilegales de Internet.

Una razón es que ninguna legislación mexicana regula a la web. Las operaciones que se han realizado ocurren cuando alguna empresa solicita acciones directas. Pero incluso la petición debe superar los requisitos legales que, en promedio, pueden tardar hasta un año en concretarse.

El Congreso endureció las sanciones contra la piratería, que incluyen una sentencia de prisión a quienes venden los productos en las calles.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 154

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.