RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Mirar otra vez

El prestigioso artista japonés Tatzu Nishu estuvo por segunda vez en Colombia, invitado por la Secretaría de Cultura de Bogotá. Sus delirantes construcciones dan un aura privada a los monumentos públicos. Pero sus obras son efímeras, como mucho del llamado arte público. ¿Qué queda entonces?

2010/03/15

Por Humberto Junca

Muchos piensan que arte es sinónimo de pintura. Y como la pintura es un objeto decorativo que se cuelga en la pared, entonces se tiende a pensar que el lugar del arte está en las paredes (de galerías, museos o viviendas de aquellos con el dinero suficiente para darse el lujo). Sin embargo, existe desde hace décadas un movimiento de creadores que afuera de galerías, mercados e intenciones decorativas, han buscado una relación directa con el ciudadano y han hecho del arte algo capaz de alertar nuestros sentidos al proponernos otro tipo de experiencias. Estos artistas hacen de lo ordinario algo extraordinario. Hacen de un lugar común, una aventura.

Para leer este artículo completos:

Ed. 168

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 168

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.