RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Tras los pasos del improbable viaje de Picasso a Costa de Marfil

El recuento de cómo un periplo africano, más específicamente a Fakaha, un pueblo sin agua ni electricidad, influyó poderosamente en la obra del pintor español.

2019/04/05

Por Patrick FORT/AFP

En internet o en los folletos turísticos es habitual leer que Picasso estuvo en Fakaha. Una famosa guía turística francesa menciona en sus páginas los lienzos "mundialmente reputados" de este pueblo, las telas senufo, que habrían "cautivado a un tal Picasso, que visitó de manera discreta la región a principios de siglo".

África y Picasso es una fantasía. Alguna vez Picasso dijo que no conocía el "arte negro", pero era no obstante un ferviente admirador y tenía una impresionante colección de arte africano.

Muchos críticos de arte subrayan las similitudes entre las esculturas africanas y las obras del artista español y estiman que el arte africano fue una de sus fuentes de inspiración.

Se cita generalmente el parecido entre una máscara Grebo y uno de los rostros del célebre "Las señoritas de Aviñón", pero hay otros ejemplos.

"Cuando se insistía sobre la influencia del arte africano en el desarrollo de su obra, movía los hombros, hastiado de que lo redujeran a ello: seguro que se alimentó de él desde 1906, año en que vio las primeras esculturas africanas", subraya uno de los biógrafos del pintor, Gilles Plazy.

"Picasso se alimentaba de todo lo que pasaba por delante y lo integraba en la renovación constante de su búsqueda de artista. Abrió nuevos caminos", dice.

En cuanto a un "viaje a Fakaha, que habría visitado como mago dando al arte tradicional local un soplo regenerador... Es un cuento magnífico que seguramente le habría gustado. Pablo Picasso es un personaje de leyendas. De él hay muchas historias a las que se prestó con humor", estima Plazy.

A Fakaha se llega por un camino de tierra a unos 15 km de la carretera que lleva a Korhogo. Allí viven unos pocos centenares de habitantes, en casas modestas. Del otro lado del pueblo, en construcciones abiertas, los artistas pintan.

Le puede interesar: Francisco de Goya y Rodolfo Walsh, o la mirada de dos hombres atormentados

- Picasso "descalzo y torso desnudo" - 

Con fascinante destreza y gestos precisos, utilizando cuchillos o bastoncitos de madera que humedecen en boles con líquidos, el algodón blanco se convierte rápidamente en una obra de arte. Aparecen figuras de animales o personajes, con un aire picassiano.

"Le digo que vino. Se inspiró en nosotros", repite Soro Navaghi.

La historia merece un alto en el camino. El auto de Picasso habría tenido una avería yendo a Korhago. Habría entonces caminado 15 km a pie y habría llegado "con el torso desnudo y sin zapatos", según Soro Navaghi, que asegura que lo conoció.

Picasso se habría quedado unos días en el pueblo y habría dado incluso algunos consejos. "Él nos enseñó a usar esponjas y cepillos de dientes para ir más rápido y ser más precisos. Antes de que viniera no hacíamos marcos, él nos aconsejó que dibujáramos marcos", explica Silue Naganki, uno de los artistas que asegura que esas informaciones se las transmitieron los ancianos del pueblo.

Soro Navaghi busca en su casa la "prueba irrefutable": un lienzo de Picasso. Se ve, repetido varias veces sobre el algodón, un hombre blanco y calvo. Es, según él, un autorretrato del maestro. En este caso, no hay duda, incluso para un neófito: no es un Picasso.

Junto a este lienzo hay una declaración destinada a certificar que el pintor pasó por el pueblo: "El que suscribe, Ashanty Kouadio Souleymane, agente de turismo de la empresa de los Palacios de Cocody (...), comisionado por la agencia Lagoona Tours, reconozco haber reproducido la carta, testimonio del paso de Pablo Picasso. Para una mejor conservación de la nota en los archivos de Fakaha (...) Picasso vino en 1968 a Fakaha, descalzo. Trabajaba sin camisa ni ropa".

Le puede interesar: “Yo no creo que el arte pueda tumbar gobiernos”: Beatriz González

- Explorador -

¿1968? Picasso falleció en 1973 a los 91 años. Es difícil imaginar a uno de los pintores más famosos del mundo, por aquel entonces de 85 o 86 años, caminando 15 km en medio de matorrales y quedándose unos días en un pueblo africano sin agua ni electricidad... Y sobre todo que pasara desapercibido.

Además, aparecen "inspiraciones" africanas en el arte de Picasso antes de 1968.

Entonces, como dice la guía francesa, ¿vino a Fakaha a principios de siglo?

Si no hay rastros de ese viaje, dice un joven, es porque Picasso quiso mantenerlo en secreto para no revelar que se inspiró en Fakaha.

Para llegar hasta el norte de Costa de Marfil, entonces colonia francesa, Picasso tendría que haber navegado hasta Abiyán y luego recorrido más de 1.000 km por caminos de tierra. Una odisea de varios meses digna casi de un explorador y que tampoco hubiese escapado a sus biógrafos.

Pero el tema es más complejo. AFP se puso en contacto con el museo Picasso en París, pero no hicieron comentarios. Contactó asimismo a los editores. Los biógrafos no son categóricos y dejan la puerta abierta a un viaje misterioso que las autoridades marfileñas celebran regularmente en actos públicos.

Los habitantes de Korhogo adelantan otra hipótesis: un falso Picasso, un hombre físicamente parecido al genio malagueño habría engañado a los lugareños. Pero, en ese caso, ¿con qué fin?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 163

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.