Una de las obras más recientes de Song Byeok. Una de las obras más recientes de Song Byeok.

Un dictador vestido de mujer

El artista norcoreano Song Byeok se dedica a promover la libertad a través de sátiras que ridiculizan el régimen dictatorial que devastó a su país. En su más reciente trabajo, el pintor se mofa del difunto mandatario Kim Jong-il y lo disfraza de Marilyn Monroe.

2012/06/07

Por Revistaarcadia.com.

En su juventud, Song Byeok fue uno de los pintores oficiales del régimen de Kim Jong-il, dictador que llegó al poder después de heredarlo de su padre, Kim Il-sung, fundador de Corea del Norte. En ese entonces, el artista admiraba al mandatario; sin embargo, años más tarde, el líder, interesado en desarrollar el potencial nuclear de la nación asiática, la llevó al colapso.

Bajo el gobierno de Kim Jong-il, la población intentó sobrevivir a terribles hambrunas que terminaron matando a la madre, el padre y la hermana del artista, quien fue llevado a un campo de concentración donde fue torturado y sometido a terribles jornadas de trabajo.  A raíz de esta experiencia, su idea sobre el régimen cambió radicalmente.     

El artista ahora vive en Corea del Sur y usa su talento para promover la libertad a través de obras que se burlan de Kim Jong-il y critican su legado, teniendo como referente el arte pop. En su trabajo, Song Byeok inserta el absurdo en situaciones en las que solía reinar la seriedad, y de esta forma trata de revelar la extraña tiranía del mandatario. Lo ha pintado con el famoso vestido de Marilyn Monroe que se eleva con el viento y en la corta estatura de Napoleón.

“Era alabado como un dios, pero al final era solo un humano que se cayó como una hoja de otoño”, le ha dicho Byeok a los medios.

Su última muestra acaba de ser exhibida en Estados Unidos, tanto en Atlanta como en Washington, y estaba compuesta por 20 obras, que no solo hacían referencia a Corea del Norte, con niñas de ojos hundidos y niños sin hogar, sino a otros regímenes dictatoriales. Para el artista, estas piezas buscan promover la paz y venerar los derechos humanos y la libertad.  

   

 

 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 171

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.