El actor Jean-Pierre Marielle, inolvidable intérprete de Monsieur de Sainte-Colombe en "Todas las mañanas del mundo" (1991) y gran figura del cine y del teatro francés, falleció este miércoles a los 87 años. El actor Jean-Pierre Marielle, inolvidable intérprete de Monsieur de Sainte-Colombe en "Todas las mañanas del mundo" (1991) y gran figura del cine y del teatro francés, falleció este miércoles a los 87 años.

A los 87 años, fallece el actor francés Jean-Pierre Marielle

Marielle, inolvidable intérprete de Monsieur de Sainte-Colombe en "Todas las mañanas del mundo" (1991) y gran figura del cine y del teatro francés, murió este miércoles en el hospital Quatre Villes en Saint-Claud.

2019/04/25

Por AFP

El actor Jean-Pierre Marielle, inolvidable intérprete de Monsieur de Sainte-Colombe en "Todas las mañanas del mundo" (1991) y gran figura del cine y del teatro francés, falleció este miércoles a los 87 años, anunció su familia a la AFP. "Agathe Marielle tiene la tristeza de anunciar que su marido, el actor Jean-Pierre Marielle, murió el 24 de abril a las 16H24 [14H24 GMT], en el hospital Quatre Villes en Saint-Claud, tras una larga enfermedad", señaló su esposa en un comunicado.

Nacido en París el 12 de abril de 1932, se diplomó en Conservatorio de París y pertenece a la misma generación que Jean-Paul Belmondo, Bruno Cremer, Claude Rich, Françoise Fabien y Jean Rochefort, amigo suyo de toda la vida. Encarnó a una Francia popular con su voz ronca inolvidable y actuó en un centenar de películas, comedias y dramas, de autor y más comerciales; así como en innumerables obras de teatro y filmes televisivos. 

Alto, de espalda ancha, bigote poblado y barba canosa, con su mirada irónica le gustaba interpretar el papel de granuja, de paleto tonto y malo, cínico: "para un actor, hacer de alguien simpático no resulta muy interesante. La inestabilidad, los problemas, son mucho más ricos", decía. Estuvo nominado a los premios César del cine francés siete veces, pero nunca ganó. 

En el cine, tras unos tímidos primeros pasos en 1960, tuvo que esperar una década y más de veinte papeles hasta que logró hacerse notar, en filmes como "El diablo por la cola" (Philippe de Broca), "Sex-shop" (Claude Berri) o "La valija" (Georges Lautner).

Le puede interesar: Agnès Varda: un cine sin techo ni ley

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 170

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.