Fotograma 'Amalia, la secretaria'. Cortesía Cine Colombia

La sencillez que urge de ‘Amalia, la secretaria’

El director colombiano Andrés Burgos regresa a la pantalla este 26 de abril con una comedia que reflexiona sobre la manera que se ha impuesto para vivir lo cotidiano.

2018/04/25

Por Lony Welter

Amalia, una mujer de mediana edad, trabaja como secretaria y dedica su vida a cuidar de su madre senil. Su día a día se limita al trabajo y a la casa. Pero a Amalia le urge algo más, pues no parece contentarse con las pequeñas venganzas ni las solapadas desobediencias que hace en busca de un poco de picante para condimentar su considerada y juiciosa existencia.

La trama de la nueva película de Andrés Burgos se articula a través de situaciones ligeramente absurdas que Amalia debe afrontar una vez presiente que algo malo está pasando con su jefe. Ella se ve obligada a dejar la pasividad y ensuciarse las manos para incidir en esa realidad en la que está plantada –y que amenaza con desplomarse de un momento a otro–. Entiende que su tiempo para vivir se le está escapando gracias un trabajo anodino, un orden estricto y unas obligaciones casi obsoletas, además de sumirla en una apatía gris y profundamente aburrida que trasciende la responsabilidad. Es un escenario común en la gran ciudad, lugar donde la sociedad, en gran parte amarrada a retrógrados valores, opera desconectada de sus auténticos impulsos, anhelos y vocaciones.

Le puede interesar: ¿Qué esta pasando con el cine colombiano de hoy?: una conversación con Jhonny Hendrix

Con un gran repertorio de reconocidos actores colombianos, Amalia, la secretaria también evoca el peligro tedioso que significa perder el encanto en la sencillez de la rutina. Si bien no se puede escapar de esta –y las frustraciones que conlleva– no hay por qué resignarse a vivir como autómata. En este sentido, la película parece querer revolver las entrañas de la sociedad colombiana, una en la que la obediencia, la apatía y la falta de motivación nos han vuelto simples. La diferencia entre lo sencillo y lo simple puede estar en que lo primero es básico pero profundo. Lo segundo resulta plano y superficial.

Amalia, la secretaria da un respiro de lo violento, lo pesado y lo grave. Si bien el dilema del personaje de Amalia es intensamente existencialista, la película no tiene interés en convertirse en un drama terrible, serio y triste. Eso es quizá lo que permite un vínculo con la realidad que aliviana el tema: el disfrute de la vida no se limita a experiencias trascendentales, extremas, climáticas y únicas, así parezca que todo el mundo insiste en que todo lo que hagamos siempre tiene que ser especial, empoderado, rebelde y, sobre todo, exitoso.

Le puede interesar: ¿La sociedad en pantalla?

Es posible que el verdadero disfrute de la vida también se genere cuando decidimos enriquecer nuestras rutinas a nuestra manera: Amalia debe aprender a afrontar fracasos y a determinar prioridades, pero sin perderse en ellos o forzarse a sí misma a hacer lo que realmente no le nace. La película nos urge liberarnos de lo sobrevalorado, lo sobreactuado, lo sobre intelectualizado. Nos urge hacer revoluciones, pero íntimas y personales. Nos urge abrazar la hermosa sencillez que contienen nuestras vidas.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación