RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Esas vedettes sangrientas

Se acaba de estrenar en Europa El complejo Baader Meinhof, una película que tiene a Alemania enfrascada en una dolorosa polémica. ¿Es necesario acabar con los mitos del pasado? ¿Es justo reducir los ideales de aquella izquierda radical a un puñado de estúpidos asesinos?

2010/06/30

Por Camilo Jiménez

Todo comenzó con un muerto. En la noche del 2 de junio de 1967, el estudiante alemán Benno Ohnesorg, de 27 años, había decidido asistir a la primera manifestación de su vida. La masa de manifestantes se había agolpado a pocos metros de la Ópera de Berlín para protestar por la presencia del Sha de Persia, que se reuniría allí con el presidente alemán para escuchar un concierto de Mozart. Los gritos de los estudiantes —“¡Asesino! ¡Asesino!”, vociferaban— fueron aplastados con eficacia. Y tras los golpes de los bastones de los agentes del servicio secreto persa y de los antimotines de Berlín, la batalla callejera no se hizo esperar. “Fue la noche de garrotazos más brutal que se hubiera visto en el Berlín de la posguerra”, escribiría después el cronista Stefan Aust. Pero no solo hubo garrotes, sino también armas: y una, la del inspector Kurras —según alegó este después de apretar el gatillo—, “se disparó”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 163

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 163

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.