'Obsesión' de Ivo van Hove. Crédito: National Theatre Live. 'Obsesión' de Ivo van Hove. Crédito: National Theatre Live.

'Obsesión': el placer del pecado

El 12 de mayo inicia la nueva temporada de el National Theatre Live, una de las compañías teatrales más innovadoras del mundo. 'Obsesión', una adaptación de la película de Luchino Visconti, es la primera de esta serie de contenidos alternativos disponibles en la cartelera colombiana.

2018/05/08

Por Sandro Romero Rey

Desde el Barbican Theatre de Londres, se estrena una nueva coproducción inglesa con el Teatro Toneelgroep de Amsterdam. En esta ocasión, el actor Jude Law (Closer) y el ya conocido director escénico Ivo van Hove (a quien el público del National Theatre ya identifica por las memorables versiones de Panorama desde el puente y Hedda Gabbler) se encargan de llevar a las tablas una traducción de un clásico que tiene hondas raíces en la literatura y en el cine. Obsesión es una puesta en escena basada en la “ópera prima” del director de cine Luchino Visconti, quien realizó en 1943 una versión de la novela negra El cartero llama dos veces de James M. Cain. Ossessione (su título original en italiano) para la gran pantalla, y consolidó lo que pronto se llamaría en el cine  “el neorrealismo italiano”, mientras Europa ardía bajo los fuegos de la Segunda Guerra Mundial. Problemas de derechos hicieron que Visconti realizara una “traducción” audiovisual del relato de Caín y consolidara la eficacia de una historia llena de pasiones y fragores fatales. Tres años después, Hollywood realizaría una nueva versión de la novela (con su título original) dirigida por Tay Garnett y protagonizada por Lana Turner y John Garfield. Pero sería en hasta 1981 que El cartero llama dos veces recibe su definitiva dosis de inmortalidad, gracias a la memorable versión de Bob Rafelson, protagonizada por un intenso Jack Nicholson y una apasionada Jessica Lange. Ellos se encargaron de encarnar, entre muchos otros momentos inolvidables, una de las escenas eróticas emblemáticas de la historia del cine.

Le puede interesar: Hedda Gabler: la emancipación de la mujer contemporánea

Ahora, sin entreactos, con hora y media de contundentes interpretaciones, Ivo van Hove nos sumerge en el universo de la pasión viscontiana, en la que el espíritu realista se complementa con su elegante sofisticación. La trama: Gino (Jude Law), un atractivo trotamundos, llega a un bar perdido en un pueblo sin historia. Pronto, Hanna (interpretada por Halina Reijn), la esposa del dueño del pequeño establecimiento, se enreda en los encantos de Gino.

Para van Hove, se trata de regresar a las raíces esenciales de las pasiones humanas. “Es como una tragedia griega”, afirma sin rodeos. Estamos ante la disección de las emociones de una pareja que se sumerge y se arriesga a sus pulsiones más extremas. Jude Law, el actor protagonista, reconoce la intensidad del trabajo de construcción de esta verdad y confiesa que encontrar los impulsos para la creación de las emociones de los personajes no fue nada sencilla. No es una historia de amor convencional, en la que dos seres se conocen y se atraen. En esta ocasión, el fuego se desata irracionalmente y los protagonistas parecieran condenados a desbaratarse en un coito que se impone hasta sus últimas consecuencias. No hay explicación posible ante dicho comportamiento. Hanna y Gino están condenados a estar juntos, y el placer del pecado los impulsa a enfrentar su propia condena. El teatro al servicio del cine, al servicio de la literatura, al servicio del arte.

Le puede interesar: ‘Amores trágicos‘, la historia del rey de Creta

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 155

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.