RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Odisea caribe

Hace casi un año, Arcadia publicó una crónica en la que se narran dos días de rodaje de Los viajes del viento. En ese momento solo quedaron interrogantes alrededor de un proyecto interesante. La película ya está terminada y las dudas se han disipado: la película supera con creces las expectativas más optimistas.

2010/03/15

Por Nicolás Mendoza

Una y otra vez Ciro Guerra define Los viajes del viento como una película sobre “lo que nos une”. Una sentencia críptica, de interpretación abierta, que en un comienzo parece una de esas frasecitas bien intencionadas que no significan nada. ¿Cómo puede ser que una película con una localización tan específica (el Caribe colombiano en los años sesenta) pueda hablar por todo el país que somos ahora? A medida que uno escucha a Guerra y sigue el hilo de sus ideas se desvanece la duda inicial. Uno siente, de verdad, por qué al ver Los viajes del viento queda una sensación de estar ante una obra de arte sólida, universal y atemporal. “Lo que nos une” aparentemente no es otra cosa que la cultura colombiana; esa cosa extraña que ha resultado del mestizaje en estas tierras. El genio de Guerra consiste en ir más allá: en encontrar que nuestra historia particular es solo una parte, porque “lo que nos une” no es, como podría suponerse, solamente la colombianidad, sino una cultura humana universal marcada por mitos fundamentales.

Para leer este artículo completos:

Ed. 168

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 168

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.