RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

'La amante de mi padre': relatos de Nueva York

La película de Marc Webb, director de '(500) Days of Summer', es el retrato de un conjunto de personajes unidos en un homenaje a una ciudad. Se estrena en Colombia el 21 de diciembre.

2017/12/21

Por NICOLÁS MEJÍA

The Only Living Boy in New York, en Colombia La amante de mi padre, es una historia sobre la afirmación de las individualidades en una ciudad compleja, donde hay que hurgar entre las capas de lo pretencioso para encontrar sencillez y verdad. Thomas es un joven con talento para la escritura desorientado profesionalmente. Johanna, la amante de su padre, y su vecino del apartamento 2B llegan a su vida en el momento oportuno para ayudarlo a descubrirse en la sociedad esnob que lo rodea y que aprecia el arte únicamente en función de su practicidad. The Only Living Boy in New York, es una metáfora de lo que cuenta, es una película que se excede en su referencialidad, es una agobiante danza de estereotipos neoyorquinos que recubre una trama ligera y algo entretenida. La última película de Marc Webb, director de (500) Days of Summer y de Gifted, escrita por Allan Loeb, guionista de Things We Lost in the Fire y Collateral Beauty, permite en la maraña de su emocionalidad tradicional descubrir pequeños mensajes de vida, comunicando a su vez lo sofisticada y multifacética que es para muchos la ciudad de Nueva York. Se estrenó en Colombia el 21 de diciembre.

Judith es la madre artista de Thomas, casada con Ethan, un editor exitoso, inmersa en una profunda tristeza cotidiana. Johanna es la amante, más joven pero también triste y desorientada por dentro. Thomas es la curiosidad y la inocencia que empieza a desequilibrar su propia realidad y la de los demás, con ayudas ocasionales de Mimi, su mejor amiga, y de su vecino escritor cuya voz acompaña también el desarrollo de la trama. El joven protagonista empieza a perseguir a Johanna y sus diálogos se vuelven algo más. Pero esto es solo un pretexto narrativo para poner en juego las relaciones de todos los personajes y abrir la mirada de Thomas a su propia realidad y a su vocación literaria. El guion tiene mucha fuerza por sus indagaciones sobre la utilidad del arte, el talento, la moralidad y el amor, pero por esto mismo la historia se hace algo pretenciosa, algo difícil de digerir y pierden fuerza sus giros dramáticos, se hace abrumadora en su simpleza. Las estrategias son las de siempre, la lluvia y la música para generar expectativa.

Esta es la segunda película del año con un título proveniente del disco Bridge over Troubled Water, después de Baby Driver. “Tom, get your plane right on time. I know that you‘ve been eager to fly now. Hey, let your honesty shine, shine, shine. Like it shines on me.” Así comienza la última estrofa de la canción de Simon & Garfunkel que le da el nombre a la película; de Simon & Garfunkel de Forest Hills en Queens, símbolos de la ciudad y de una noche en los noventas donde se mezclaron con un cabernet barato y el amor de unos artistas; de una noche en los noventas en la que se esconde una de las más importantes respuestas a la búsqueda de Thomas del sentido de su vida. Más que la historia como tal, que suena más prometedora de lo que resulta, la riqueza de la cinta está en estas reflexiones sobre la anonimidad en una ciudad cosmopolita y sobre la vida como un ciclo interminable de expectativas y decepciones.

Las tensiones entre Thomas, su padre y Johanna se desarrollan con un tono cómico, como un guiño invitando al espectador a explorar y desafiar las dinámicas de las relaciones humanas. Nueva York es el laberinto que recorren en últimas buscándose a sí mismos. Al comienzo de la película unas ilustraciones delinean el mundo de esta ciudad artística. “New York is the world”, le dice su vecino con su tabaco y gafas oscuras a Thomas. Es la ciudad donde se encuentran el arte y el comercio, donde las escaleras de incendios son indispensables para el paisaje, así como los ladrillos viejos que les dan soporte, como los grafitis ocultos en cualquier callejón o las bancas que a veces llegan a parecer como dispuestas al azar. Las fiestas, los cabarets, el metro, los taxis amarillos, los partidos de los Knicks, los judíos excéntricos, Andy Warhol, el Riverside Park, el Clonazepam, son símbolos de una ciudad que se esfuerza por capturar el mundo, son símbolos de una película que intenta atrapar la esencia de Nueva York.

The Only Living Boy in New York es el retrato de un conjunto de personajes unidos en un homenaje a una ciudad. El neoyorquino Wallace Shawn aparece interpretando a un amigo de los padres de Thomas, con su cálida voz filosofando como lo hizo en 1981 en My Dinner with Andre. En ese entonces, Andre le dijo algo aplicable al desarrollo de este largo, “we can‘t be direct, so we end up saying the weirdest things”. The Only Living Boy in New York resulta ser una película de muchas caras, de muchas reflexiones, de muchos llamados a los símbolos neoyorquinos y a las inquietudes de vida del hombre contemporáneo. Aunque sea abundante en elementos, esta abundancia se siente desbalanceada por la falta de innovación narrativa y técnica, es como un gran potencial desperdiciado y diluido en referencias. Esta cinta, aunque puede llegar a abrumar y a decepcionar narrativamente, tiene una complejidad que para un espectador activo puede traducirse en una invitación a involucrarse con la ciudad de Nueva York y con unas preguntas existenciales que pueden generar conciencia en un mundo tan inercial como el contemporáneo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 155

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.