• “Esto fue en Perú. Pero allí, en Leticia, en el Orinoco, en el Amazonas brasileño, uno está totalmente aislado, está solo uno y la naturaleza. Esa una sensación muy surreal, estar tan lejos de la civilización”.
    “Esto fue en Perú. Pero allí, en Leticia, en el Orinoco, en el Amazonas brasileño, uno está totalmente aislado, está solo uno y la naturaleza. Esa una sensación muy surreal, estar tan lejos de la civilización”.
  • “Los delfines son increíbles, en todas esas fotos en que estamos con ellos es porque se nos acercaban entre las tomas. Estábamos muy sorprendidos porque, a pesar de que sabíamos que son muy inteligentes, son animales salvajes en un ambiente salvaje sin contacto con las personas”
    “Los delfines son increíbles, en todas esas fotos en que estamos con ellos es porque se nos acercaban entre las tomas. Estábamos muy sorprendidos porque, a pesar de que sabíamos que son muy inteligentes, son animales salvajes en un ambiente salvaje sin contacto con las personas”
  •  “Los otros animales de ese ecosistema no se acercan, si algo atacan, son agresivos, pero los delfines son muy curiosos, algo que es una señal de un nivel más grande de inteligencia. Tristemente, por eso es muy fácil que los maten. Se nos acercaban y se quedaron con nosotros las ocho horas de grabación”.
    “Los otros animales de ese ecosistema no se acercan, si algo atacan, son agresivos, pero los delfines son muy curiosos, algo que es una señal de un nivel más grande de inteligencia. Tristemente, por eso es muy fácil que los maten. Se nos acercaban y se quedaron con nosotros las ocho horas de grabación”.
  • “Nuestro director de fotografía tiene una historia increíble, salió y se perdió mientras estaba nadando entre tomas y pues el Amazonas es enorme. Pero cuando miró había dos delfines que lo habían seguido, como si supieran que se iba a perder. En el documental hay unas escenas en el agua en la selva con los delfines que miran a la cámara y mueven las cabezas como si estuvieran apuntando a algo. Esas fueron escenas que grabó mientras estuvo perdido, los delfines lo estaban tratando de dirigir a donde estábamos. Cuando los siguió llegó a nosotros”
    “Nuestro director de fotografía tiene una historia increíble, salió y se perdió mientras estaba nadando entre tomas y pues el Amazonas es enorme. Pero cuando miró había dos delfines que lo habían seguido, como si supieran que se iba a perder. En el documental hay unas escenas en el agua en la selva con los delfines que miran a la cámara y mueven las cabezas como si estuvieran apuntando a algo. Esas fueron escenas que grabó mientras estuvo perdido, los delfines lo estaban tratando de dirigir a donde estábamos. Cuando los siguió llegó a nosotros”
  • “Son animales excepcionales de una manera que es difícil de explicar a los que no lo han experimentado”.
    “Son animales excepcionales de una manera que es difícil de explicar a los que no lo han experimentado”.
  • “Lo que más quiero comunicar es que fue un rodaje cinematográfico, es una cosa dramática en lo visual y en la narrativa. Las influencias que discutimos eran del cine, no del documental, lo queríamos grabar de manera cinematográfica. Debemos darle el reconocimiento a quien creo que es uno de los mejores directores de fotografía de Colombia: Helkin René Díaz. Lo filmó con una belleza cinematográfica. Todas las grandes publicaciones lo mencionan específicamente a él y a su trabajo. Es un orgullo; esta una película colombiana, hecha en Colombia”.
    “Lo que más quiero comunicar es que fue un rodaje cinematográfico, es una cosa dramática en lo visual y en la narrativa. Las influencias que discutimos eran del cine, no del documental, lo queríamos grabar de manera cinematográfica. Debemos darle el reconocimiento a quien creo que es uno de los mejores directores de fotografía de Colombia: Helkin René Díaz. Lo filmó con una belleza cinematográfica. Todas las grandes publicaciones lo mencionan específicamente a él y a su trabajo. Es un orgullo; esta una película colombiana, hecha en Colombia”.
  • “Este fue el primer día que llegamos al pueblo de pesca en Brasil donde grabaron el video, que es el centro de la historia. Nos demoramos tres días en llegar, es así de lejos de Manaus, y así de difícil de llegar. El pueblo más cercano, de 500 personas, está a tres horas en barco. Nos demoramos unos ocho meses en encontrar ese pueblo porque no está en los mapas”.
    “Este fue el primer día que llegamos al pueblo de pesca en Brasil donde grabaron el video, que es el centro de la historia. Nos demoramos tres días en llegar, es así de lejos de Manaus, y así de difícil de llegar. El pueblo más cercano, de 500 personas, está a tres horas en barco. Nos demoramos unos ocho meses en encontrar ese pueblo porque no está en los mapas”.
  • “Esa primera foto de la lluvia condensa el trabajo de René, parece un afiche de película de acción para el documental. Estaba lloviendo a cántaros, pero teníamos poco tiempo para grabar, entonces no podíamos parar. No importaba lo terrible de las condiciones, íbamos a narrar la historia sin que importara nada más”.
    “Esa primera foto de la lluvia condensa el trabajo de René, parece un afiche de película de acción para el documental. Estaba lloviendo a cántaros, pero teníamos poco tiempo para grabar, entonces no podíamos parar. No importaba lo terrible de las condiciones, íbamos a narrar la historia sin que importara nada más”.
  • “Lo más importante para nosotros era la relación con los habitantes del pueblo. Es gente que es muy polarizante para quienes ven la película, quedan a favor y en contra de ellos. Unos piensan que no deberían haber hecho lo que hicieron y otros que entienden que necesitaban hacer lo que hicieron, pero para nosotros los habitantes del pueblo eran la clave de todo esto”.
    “Lo más importante para nosotros era la relación con los habitantes del pueblo. Es gente que es muy polarizante para quienes ven la película, quedan a favor y en contra de ellos. Unos piensan que no deberían haber hecho lo que hicieron y otros que entienden que necesitaban hacer lo que hicieron, pero para nosotros los habitantes del pueblo eran la clave de todo esto”.
  • “La historia que hizo Globo solo tenía un lado: los mostró matando los delfines pero no habló con ellos. Nosotros sí quisimos hablar con ellos y entender su historia. Queríamos que se sintieran  a salvo, que podían hablar con nosotros con confianza. Estaban tensos, se ve en la película que sacan sus cámaras (no tienen ni electricidad ni wifi pero sí celulares) y nos graban, y era porque querían protegerse. Para ellos la cámara era un arma que los había herido pero también les daba poder”.
    “La historia que hizo Globo solo tenía un lado: los mostró matando los delfines pero no habló con ellos. Nosotros sí quisimos hablar con ellos y entender su historia. Queríamos que se sintieran a salvo, que podían hablar con nosotros con confianza. Estaban tensos, se ve en la película que sacan sus cámaras (no tienen ni electricidad ni wifi pero sí celulares) y nos graban, y era porque querían protegerse. Para ellos la cámara era un arma que los había herido pero también les daba poder”.
  • “Esas fotos son de la grabación con Richard Rasmussen y él es el punto central de la película".
    “Esas fotos son de la grabación con Richard Rasmussen y él es el punto central de la película".
  • "En Brasil es famosísimo, la gente lo para en la calle. La gente del pueblo nos habló de Richard, a quien no conocíamos porque no somos de Brasil. Cuando lo buscamos y vimos que estaba en National Geographic vimos que cambiaba todo el documental pero que teníamos que poder hablar con él o no tenemos nada, solo una parte de la historia. Pero ¿cómo llegar a una superestrella?”
    "En Brasil es famosísimo, la gente lo para en la calle. La gente del pueblo nos habló de Richard, a quien no conocíamos porque no somos de Brasil. Cuando lo buscamos y vimos que estaba en National Geographic vimos que cambiaba todo el documental pero que teníamos que poder hablar con él o no tenemos nada, solo una parte de la historia. Pero ¿cómo llegar a una superestrella?”
  • “Nuestros compañeros de producción brasileros, que nos ayudaban con logística, trabajan con NatGeo cuando van al Amazonas. Así que acudí a ellos a ver si tenían el teléfono de Richard y me lo dieron. Llamé y me contestó, que es algo increíble. Le dije que estábamos en el Amazonas, que el documental era sobre los delfines de río y que sabíamos que estaba muy involucrado en el tema, así que que nuestra película no quedaría completa sin él. Él me dijo que estaba grabando para NatGeo en ese momento, que estaba muy lejos, a dos horas de un aeropuerto y que nunca le sonaba el celular en esa zona. Lo tomó como una señal”.
    “Nuestros compañeros de producción brasileros, que nos ayudaban con logística, trabajan con NatGeo cuando van al Amazonas. Así que acudí a ellos a ver si tenían el teléfono de Richard y me lo dieron. Llamé y me contestó, que es algo increíble. Le dije que estábamos en el Amazonas, que el documental era sobre los delfines de río y que sabíamos que estaba muy involucrado en el tema, así que que nuestra película no quedaría completa sin él. Él me dijo que estaba grabando para NatGeo en ese momento, que estaba muy lejos, a dos horas de un aeropuerto y que nunca le sonaba el celular en esa zona. Lo tomó como una señal”.
  • “Solo íbamos a estar donde estábamos cinco días más, era al final de dos meses de grabación, y él dijo que miraría su horario. Me colgó y pensé que lo había perdido por completo. Me llamó a los 10 minutos y dijo que podía llegar el miércoles, nuestro último día. Fue un proceso tan extraño como milagroso. Él viajó en un 'red-eye' y lo llevamos del aeropuerto directamente a grabar en el agua. Nosotros sabíamos el papel de él en la controversia, pero él no sabía que sabíamos. No queríamos esconderlo, íbamos a hablar con él de eso pero no pensamos que nos iba a decir la verdad, que iba a negarlo o algo. No esperábamos lo que pasó”.
    “Solo íbamos a estar donde estábamos cinco días más, era al final de dos meses de grabación, y él dijo que miraría su horario. Me colgó y pensé que lo había perdido por completo. Me llamó a los 10 minutos y dijo que podía llegar el miércoles, nuestro último día. Fue un proceso tan extraño como milagroso. Él viajó en un 'red-eye' y lo llevamos del aeropuerto directamente a grabar en el agua. Nosotros sabíamos el papel de él en la controversia, pero él no sabía que sabíamos. No queríamos esconderlo, íbamos a hablar con él de eso pero no pensamos que nos iba a decir la verdad, que iba a negarlo o algo. No esperábamos lo que pasó”.
  • “Cuando Marc, el director, le preguntó, nos contó todo completo, no escondió nada ni mintió. Dijo que solo él pudo haberlo hecho y que era lo más importante que había hecho para la conservación en su vida porque cambió la ley en Brasil. En las fotos de ese día soy el de gafas y sombrero que se ve muy estresado. Estaba pensando: “nuestro documental ha cambiado por completo, ¿qué vamos a hacer?” porque en ese momento Richard se volvió el personaje principal”.
    “Cuando Marc, el director, le preguntó, nos contó todo completo, no escondió nada ni mintió. Dijo que solo él pudo haberlo hecho y que era lo más importante que había hecho para la conservación en su vida porque cambió la ley en Brasil. En las fotos de ese día soy el de gafas y sombrero que se ve muy estresado. Estaba pensando: “nuestro documental ha cambiado por completo, ¿qué vamos a hacer?” porque en ese momento Richard se volvió el personaje principal”.

| 2018/03/01

‘Río abajo’: ¿qué significa salvar una especie?

por Ana Gutiérrez

2018/03/01

Por Ana Gutiérrez

Boto, bufeo, delfín del Amazonas o delfín rosado son algunos de los nombres de una de las criaturas más fascinantes y más amenazadas de las especies que habitan en Colombia. Los delfines se usan como carnada para atraer otros peces del río Amazonas que los habitantes de la zona pueden vender y ganarse la vida.

Hace cuatro años, la cadena de televisión brasileña Globo emitió un video que se convertiría en la escena de apertura de Río abajo (2017) de Mark Grieco: de noche unos pescadores, armados con arpones, atrapan, matan y luego pican a un delfín. Las imágenes causaron un revuelo en Brasil, al punto que el gobierno tomó acciones inmediatas para cambiar las leyes y prevenir más matanzas. Grieco quedó fascinado tanto con las imágenes como con lo que no mostraban: ¿quién las había grabado? ¿por qué lo había hecho? y ¿cómo llegaron a los medios?

Le puede interesar: 7 películas para salvar al mundo

El cineasta, quien realizó el documental Marmato (2014), una obra dedicada a la explotación minera en Colombia, regresó al país para encontrar el pueblo remoto en el cual se había grabado el video para contar la historia completa. Con el cinematógrafo colombiano Helkin René Díaz y el productor Torus Tammer, entre muchos otros, se aventuró a la selva para descubrir la compleja mezcla de implicaciones sociales, económicas y ambientales, incluyendo hasta dónde están dispuestos a llegar las personas que rodean a los delfines, la pesca y la vida en el Amazonas.

El documental Río abajo, que se estrenó por primera vez en el Festival de cine de Tribeca el Día de la Tierra y participó en IndieBo, llega el primero de marzo a Netflix (se encuentra en el catálogo como A River Below). Tammer, para celebrar la llegada del documental a la plataforma de streaming compartió fotos y anécdotas sobre el rodaje de la película en esta galería.

Le puede interesar: ‘Pokot‘: un ecothriller feminista

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.