Esta imagen da vida a la ludoteca en el Centro de Memoria, que lleva el nombre del libro, 'Camino a casa'. Esta imagen da vida a la ludoteca en el Centro de Memoria, que lleva el nombre del libro, 'Camino a casa'.

El trabajo de Rafael Yockteng en sus 10 ilustraciones favoritas

Radicado hace décadas en Colombia, el ilustrador peruano compartió con ARCADIA muestras de su trabajo que lo emocionan y que han impactado en Latinoamérica, China, Japón y Corea. También contó historias y explicó métodos detrás de su disciplina.

2019/04/30

Nació en 1976 en Lima, Perú, pero muy niño llegó a Bogotá con su familia. Rafael Yockteng probó un camino tradicional al escoger Ingeniería mecánica como carrera, pero pronto supo que no lo satisfacía. Entonces timoneó, ingresó a Diseño Gráfico en la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá, y desde entonces, ha ilustrado, ilustrado e ilustrado otro poco más. 

En su área, los libros para niños, se ha destacado. En el 2000 ganó la convocatoria Utopía de la Organización Internacional para el Libro Juvenil (IBBY), dirigida a ilustradores latinoamericanos de textos infantiles. Algunos de sus libros han merecido importantes reconocimientos, como la Lista de Honor de IBBY, Lista White Ravens y los mejores libros del banco del libro de Venezuela. Durante la FILBo, además de participar en varias charlas y moderar una incluso, presentará su más reciente trabajo, Y tú ¿cómo estás? (Panamericana Editorial), escrito por Jairo Buitrago, su más recurrente compinche en la creación. 

Este es un recorrido por la carrera de Yockteng en sus propias palabras. ARCADIA le pidió escoger sus 10 ilustraciones favoritas y eso hizo. Aquí navega su trabajo, sus motivaciones, y revela algunas de sus técnicas. 

Y así arranca todo...

1 - Yeliel

Al comienzo de mi carrera trabajé mucho para la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Con ellos hice varios libros, fasciculables en su mayoría, y fue un momento de experiencia, de aprender a trabajar rápidamente. Me enseñó mucho. Fue el primer medio editorial en el cual trabajé constantemente, por años. Por eso la escogí, y es de las que más me gusta de todo el Tarot.

2 - Emiliano

Es el primer libro álbum que hice con mi compañero y amigo, Jairo Buitrago, el escritor de la mayoría de mis libros publicados, de los más exitosos y reconocidos. Es el primer libro álbum que hice. En este tipo de libro las imágenes cuentan la historia tanto como el texto, y dejan mucho a la interpretación de cada ilustrador del texto. El carácter del libro, la forma de narrar, tienen que ver mucho con las imágenes.

Con Jairo éramos amigos, y fue el primer libro que decidimos hacer. Tuvimos la suerte de encontrarnos con una profesora, María Osorio, editora de Babel Libros, mi maestra. En este momento, María es la gran editora de literatura infantil en Colombia, en Latinoamérica, y en el mundo. De alguna forma el camino de Babel Libros, del autor -Jairo- y del ilustrador -yo-, se ha dado juntos.

El libro tomó dos años. Uno ve las imágenes y pareciera que se hizo rápido, pero no es el caso. No solo es el hecho de hacer la imagen... se debe encontrar el lenguaje adecuado para narrar la historia, y el lenguaje visual para el libro, y eso es lo difícil. Yo arrancaba, pero a veces las imágenes no tenían conexión, o no tenían la fuerza suficiente, o no había una intención visual que acompañara bien la historia, así que ese fue el gran aprendizaje de este libro.

3 - Camino a casa

Este libro ganó el premio ‘A la orilla del viento’, uno muy reconocido del libro álbum en México, que da el Fondo de Cultura Económica (FCE). También fue hecho en llave con Jairo. En él pudimos aplicar lo que aprendimos en Emiliano. Fluyó mucho más, lo hicimos más rápido. Lo que propusimos para el premio fue hecho muy rápidamente. Le mostramos la propuesta a María Osorio, nuestra profesora, quien lo vio y dijo "Mándenlo al premio, se lo van a ganar".

En una semana armamos la maqueta, hicimos las impresiones. Sandra Restrepo, quien era mi esposa en ese momento, lo armó, nos ayudó a construirlo también. Lo mandamos y lo ganamos. La editora de ese momento del FCE, Eliana Pasarán, nos dijo "El libro me encanta, buenísimas las imágenes, pero necesitamos cambiar el carácter del león. Que sea más real, más amable".

Este libro tiene una carga social muy fuerte, es la historia de una niña que no tiene padre, por una u otra causa que no especificamos fue desaparecido, y en ese primer boceto no había tanta claridad sobre las razones. Al momento de la edición final y rehacer las imágenes, apostamos por no dejar esos detalles tan sueltos.

En la imagen, el león era una estatua, era amarillo, como de bronce. Nunca sonreía ni tenía actitud de león. Era rígido, y esa había sido mi intención y había funcionado hasta ese momento.

Si uno ve esta imagen, hay un pedestal atrás que dice 1948, y en una imagen posterior del libro uno ve al fondo ese mismo pedestal, pero con el león. Ahí jugamos con la imaginación de la niña, que busca fuerza en un león de escultura. Ella se lo lleva, se lo apropia. Así, en los cambios, decidimos por consejo de la editora volver al león más abrazable.

4 - El primer día

Otro libro con Jairo Buitrago que hicimos, comisionado por Alfaguara en el Bicentenario. Querían hacer un libro sobre la bandera de Colombia, y Jairo se inventó esta historia de un niño que nunca conoció a su padre pues, cuando nació, este ya viajaba en las guerras con el ejército libertador. La historia cuenta la llegada del ejército a Bogotá, y el momento en el que el niño conoce a su padre. La imagen muestra esa llegada del ejército, con todos sus achaques y los tipos de personajes que participaron en los combates. El padre perdió un brazo en la guerra, y le cuenta cómo sucedió esto y todas sus aventuras.

Fue un reto. Había muchos personajes. Para lograrlo vimos muchas imágenes históricas, de los ejércitos (incluyendo irlandeses, llaneros, mulatos etc etc)-. Yo no soy tan riguroso, pero Jairo lo es más, y por eso fuimos al Museo Nacional a ver, a datearnos. Utilizamos imágenes que vimos en cuadros para sacar las vestimentas y más detalles de cómo eran.

Pero también me di ciertas atribuciones y libertades. El personaje en la mitad de la página está acompañado de su hermanita, y ella tiene un gorro frígido (el de la libertad) y viste un traje rosado de pepas blancas. No creo que eso hubiera existido, esos tejidos los metí, y otros personajes también tienen detalles que no van acorde con la época.

Cada libro va con su técnica, trato de que así sea porque me aburro y quiero explorar nuevas cosas y tipos de imagen. En este caso, apelé a la grisalla, una técnica antigua, del siglo XIV. Luego utilicé luego óleo para los grises y terminé sumando color en computador. Los originales son en blancos y negros, buscando profundidad y el color llegó digitalmente. Esto para que se sintiera la textura, como si fuera un libro de época.

Le puede interesar: "Uno transmite el modo como observa el mundo. Esa es la huella que deja el escritor en el mundo", Carlos Yushimito habla con ARCADIA.

5 - Eloísa y los bichos

Es el segundo libro que Jairo Buitrago y yo hicimos con Babel Libros. Narra la historia de una niña que llega a una gran ciudad con su padre. Ella es humana, su papá es humano, pero todos en la ciudad son insectos. Jairo partió de "sentirse como un bicho raro", bueno, no lo ha dicho nunca pero así lo veo. Llegan a una ciudad de bichos, justamente por haber migrado de algún sitio que no especificamos... Ese hecho se repite en nuestros libros, dejamos unos ‘huecos‘ que el público llena a su manera... Y vale aclarar, el público no es solo Latinoamericano, es mundial, ha sido editado en China, Japón, Corea.

El caso es, Eloísa llega y se adapta a esta nueva ciudad. Es un libro muy importante para mí. Yo soy peruano, llegué a los cuatro años a Bogotá, y creo que toda la vida me he sentido como un bicho raro en Bogotá. Jairo me molesta, dice que soy Eloísa. También decía en un punto, "Usted solo se dibuja a usted" (al parecer el personaje se parece a mí en versión niña). Y la verdad, lo siento muy mío. Es una forma de narrar mi vida, y también es muy chévere por ciertas coincidencias. María Osorio, que lo editó, es argentina, y Jairo en un momento viajó por Colombia y se sintió de esta manera, y hoy vive en México. El libro asocia a tres personas con una intención compartida de contar la historia de una niña migrante.

Las ilustraciones son totalmente digitales. Tengo los bocetos en lápiz, pero lo dibujé de nuevo en computador y traté de que fuera una especie de acuarela por computador. Hace parte de mi ‘era digital‘, que dura y sigue durando, me encanta por lo que me permite.

6 - Mi mascota

Yolanda Reyes, conocida escritora colombiana, escribió este poema, este libro en verso que cuenta la historia de un niño. Relata un juego entre el papá y su hijo (el de camiseta amarilla), en el que el pequeño describe a su mascota… “es gigante como tal”, haciendo referencia a muchos animales... Cada página ilustra esta dinámica de imaginación.

Lo hice con Babel Libros, con María Osorio. Charlamos sobre qué iba a pasar con el espacio, con estos animales, y decidimos que el fondo fuera blanco, que sirviera como un tapete de imaginación que se va llenando de animales. Hay un tercer personaje, la mamá, que siente el caos, y a quien se le ve un poco abrumada. Al final del libro entendemos que detrás de las mascotas está el papá, que también se pone en el papel del niño y le juega y es lo que él quiere, y vuelven la casa un desastre. Ese es el descubrimiento. Lo hice en lápiz y acuarela.

7 - Dos conejos blancos

Narra el recorrido de una niña y, de nuevo, su padre, que desde Guatemala quieren llegar a Estados Unidos. Las imágenes van por un lado, muestran lo que pasa realmente, lo duro que puede ser este viaje, y por otro lado, va la voz de la niña, que narra el trayecto inocentemente.

Al libro le ha ido muy bien, ha sido traducido muchas veces, y llegó en un momento en el que Trump asumió la presidencia estadounidense. Lo terminamos en 2016. El tema de los migrantes ha venido de antes, y no ha parado. Y no paro de hablar de ello, por mi condición de migrante.

La imagen ilustra “la bestia”, el tren que utilizan los migrantes para llegar lo más cerca de la frontera posible; un tren que ha visto mil vidas perderse en su recorrido. A padre e hija un personaje los acompaña, este coyote... La editorial canadiense que nos lo encargó, Groundwood Books (que ha visto mi trabajo incluso antes de todos estos libros e impulsó mi trabajo desde 2002) me dijo que la imagen del coyote era muy fuerte... Y lo es, es “alguien” que o ayuda o explota a los migrantes sacándoles plata. La editorial no lo quería, pero les dije que tenía que aparecer. Me hice el loco, y lo acabamos al fin. Fue muy largo.

Traté de saturarlo lo máximo posible, al tren, pero palidece en comparación con las imágenes de la vida real. La angustia y la tensión que viven ahí es tremenda.

El libro y la imagen tiene mucho detalle. Esta imagen es totalmente digital. Aquí van llegando a la frontera. Ella conoce un niño que le regala dos conejos blancos, y ella le regala este conejito de peluche que tiene en sus manos. Al final del libro no se sabe bien qué les pasó pues termina en la frontera. ¿Cruzaron? ¿No cruzaron? A ratos creo que cruzaron, otros días no.

8 - Al otro lado del jardín

Es un libro más oscuro, la mayoría pasa en la noche. A los padres de esta niña les pasó algo, y el libro arranca con el padre dejando a la niña en la casa de la abuela, en el campo. Una casa antigua que construímos en un mundo medio fantasioso, pero que podría ser aquí en la Sabana.

El libro aborda la primera noche. La abuela ya la dejó en su cuarto, la arropó, pero ella está desesperada porque piensa en todo lo que dejó atrás, familia, amigos, y en todo lo que pasó. No se haya en este nuevo lugar.

Después llegan tres personajes, un sapo, una lechuza y un ratón y le tocan en la ventana. La sacan de la casa y la llevan de paseo con ellos al campo, a reflexionar. Ella les cuenta qué sucedió, ellos le hablan de lo chévere que es la abuela. En la noche se adentran en el bosque y, al amanecer, ella regresa corriendo. La abuela, claro, la busca algo desesperada y al verla, le dice "Esta es tu casa". Es un libro de aceptación. Entender es algo, aceptar es distinto.

Gráficamente, el tema parte de este azul oscuro, de la noche, y de los colores que decidimos poner en ciertos sitios. A medida que va llegando el amanecer, van llegando los colores... las últimas imágenes son más saturadas y llenas de color. Cuando ven el jardín con la abuela, con maticas y lechugas.

Este libro llevó tiempo. Hicimos un boceto y, luego, Jairo se fue a México a vivir. Lo retomamos al volver a vernos y charlar. Se hizo con Editorial Planeta Chile, la editora en Chile lo trabajó, y luego esto dio para una sociedad entre Planeta Chile y Planeta Colombia. Tiempo después lo compró Planeta México, y luego Groundwood hizo lo mismo y sacó, en inglés, una edición de lujo.

Le puede interesar: “Mis dibujos invitan a la gente a caminar y compartir otra manera de ver las cosas”, Jan Rothuizen

9 - León y ratón

Este es otro texto de Jairo Buitrago, basado en la fábula de Esopo. Primero, el soberbio león le perdona la vida al ratón, y -en este caso, al otro día- el ratón le devuelve el favor y lo salva a él. El libro narra de esa manera el comienzo de una amistad. Jairo hace una interpretación muy bonita, con diálogos para morirse de la risa. En estos refleja el carácter del león y del ratón, hiperactivo, metiche, glotón, a veces malgeniado, y muestra cómo se van acercando.

El libro lo edita Cataplum, editorial independiente, reciente, bogotana, impulsada por Maria Fernanda Paz Castillo, venezolana, otra inmigrante que vino a seguir su vida, y Juan Pablo Mujica, colombiano, vivió en Venezuela y volvió. Se asociaron para esta editorial y ella prácticamente editó este libro.

Aquí regreso, después de muchos trabajos, a agarrar un lápiz. Vuelvo a dibujar un león después de 10 años, prácticamente. Este león tiene otro carácter. Me encanta dibujar animales, muchos de los libros que he hechos tienen animales, y este león y este ratón requirieron un trabajo de dibujo intenso. Decidí agarrar 20 fotos de leones y dibujarlas lo más hiperrealistas posible, y fui llegando. Se trató de un libro muy rápido, rico de hacer. No paré de dibujar. Sumé color en digital y algunas texturas.

Algo que no he mencionado mucho, es el trabajo del diseñador. Es importantísimo. Cómo ve las imágenes, cómo sugiere imágenes... Este lo diseñó un director de arte. En el caso de Babel Libros, María hace todo prácticamente: diseña, es directora de arte, hace de todo. En el caso de León y ratón, Ana Palmero los diseñó. Hay una textura de fondo que ella sugirió, que pudimos incorporar digitalmente pero logrando que no se viera el color digital. Cual acuarela. Es un libro muy divertido. La gente nos molesta, pregunta que quién es el ratón y quién es el león, si Jairo o Rafael...

10 - El pollo Chiras

Es el último libro álbum -bueno, el más reciente antes de Y tú, ¿cómo estás?- y lo dejo de último por la experimentación. No lo hice con con Jairo, y salió por Cataplum libros. Parte de un poema de Víctor Eduardo Caro (hijo del ex presidente), un señor que vivió a comienzos del siglo pasado y que trabajó mucho con literatura infantil. Caro hizo una revista que se llamaba Chanchito en esa época, y escribió este poema, El pollo Chiras, que se utilizaba en los colegios, se enseñaba siempre. Decidieron rescatarlo y me escogieron.

Para este trabajo utilicé una técnica particular, crayola, muy de chiquitos, de niños rayando... Uno no se imaginaría un trabajo profesional en crayola, pero encontré que me daba un montón de libertades. Puedo llegar a ser muy rígido y la crayola me obligó a soltarme de entrada. Tenía que hacer un personaje con unas líneas, no podía utilizar muchos colores así que escogí unos cuántos para contar la historia de este pollo.

Una campesina se lo quiere comer, y él, echando “lora” logra persuadirla de que no lo haga. Esta es mi interpretación, los personajes que van acompañando al personaje no están en el texto pero van reforzando cada una de las ideas que va planteando el libro.

Me gusta jugar. Desde los primero libros que hice traté de plantear ese juego del lector, de llevarlo a interpretar imágenes, y pensar, y darle a todo un tono  algo teatral.

***

Sobre Centro de Memoria Histórica

Camino a casa ha tenido impacto latinoamericano muy grande. Mundial, incluso. Hay desplazados y desaparecidos en todo el mundo. Creo que nuestros temas muchas veces tocan lo cotidiano, lo íntimo. Y tratamos de reflejar esa intimidad en estas imágenes.

Camino a Casa tuvo la suerte de ser apropiado por el Centro de Memoria, para hacer una ludoteca. En ella está la imagen, también cojines en forma de pezuñas de león, y los temas que se tratan ahí tienen que ver con esto. Nos sentimos muy afortunados de que la ludoteca se llame Camino a Casa.

Y lo que presenta en esta feria… ¿Y tú, cómo estás?

Es un libro que trata la vida cotidiana de un niño de ciudad, o una ciudad intermedia en al que puede haber ardillas, golondrinas, y más animales por ahí. En su camino varios animales le hablan, luego le preguntan "Y tú, ¿cómo estás?". Val colegio, luego a casa, donde su mama lo recibe con un vasito de leche y torta y sube a su cuarto. Allá ve a una señor, una vecina que lo saluda, y ahí él cae en cuenta de que no le preguntó a su mamá siquiera cómo estaba. Y baja y la saluda como se debe y le pregunta Y tú, ¿cómo estás? Básicamente esto, un llamado a despertar y apreciar tanto alrededor, y tantas relaciones que es importante apreciar y cuidar. 

En el marco de la FILBo, Yockteng hará parte de:

*

“El lenguaje de la ilustración”.

Olga Cuéllar (Colombia), Israel Barrón (México) y Rafael Yockteng (Perú-Colombia), tres grandes figuras de la ilustración en Latinoamérica, hablan con Sergio Andricaín sobre el lenguaje de las imágenes;la magia de narrar sin decir una palabra. 

Día: Jueves 2 de mayo de 2019

Hora: 4:00-5.00 p.m.

Lugar: Gran Salón Ecopetrol Sala FILBo E - Pabellón 21 al 23 - Corferias (Cra. 37 No. 24-67)

*

Lea más contenidos de ARCADIA en la FILBo 2019 haciendo clic aquí

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 169

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.