RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

El largo camino del corto

¿Por qué los espectadores tienen que soportar los cortos regulares que se proyectan en las salas de cine del país? Una mirada a la ley de cine y la forma como los distribuidores se burlan de ella.

2015/12/11

Por Revista Arcadia

Si usted asiste al cine con cierta frecuencia se preguntará, una y otra vez, con obsesivo agotamiento, por qué casi ninguno de los cortometrajes colombianos que ve antes de las funciones tienen algo rescatable. En general, se trata de piezas de pobre concepción, con paisajes acartonados o viajes a parajes nacionales con argumentos obvios y desconectados del buen cine colombiano que se está haciendo en la actualidad. Estas piezas, filmadas con cámaras de poca resolución y con locuciones en off propias de un programa de variedades de los años ochenta, son un verdadero suplicio. Pero, además, si usted es un cinéfilo y va a las salas comerciales más de una vez cada 15 días tiene la obligación de verlos como una pesadilla recurrente. Y aunque una y otra vez se ha señalado la pobreza de contenidos de nuestros cortometrajes, parece que nada hay por hacer, a menos que se revise la Ley del Cine, o se sigan fortaleciendo festivales como Bogoshorts, quizá la plataforma más profesional para el corto colombiano cuyo festival se realiza del 9 al 14 de diciembre.

Para leer este artículo completos:

Ed. 159

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 159

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.