Une exécution ordinaire Une exécution ordinaire

Une exécution ordinaire (una ejecución ordinaria)

Una joven doctora, especialista en urología y magnetismo, ejerce en un hospital de las afueras de Moscú. Mientras busca desesperadamente quedar embarazada de su marido, un físico deprimido que apenas se aferra a la vida, recibe un llamado para atender a Stalin, quien se encuentra enfermo y ha despedido a su médico personal. El dictador se irá entrometiendo en la vida de la pareja además de establecer una relación extraña con la mujer, donde se mezclarán confidencias y manipulaciones.

2013/09/27

Director: Marc Dugain

Intérpretes: André Dussolier, Marina Hands, Edouard Baer

Otoño de 1952. Una joven doctora, especialista en urología y magnetismo, ejerce en un hospital de las afueras de Moscú. Mientras busca desesperadamente quedar embarazada de su marido, un físico deprimido que apenas se aferra a la vida, recibe un llamado para atender a Stalin, quien se encuentra enfermo y ha despedido a su médico personal. El dictador se irá entrometiendo en la vida de la pareja además de establecer una relación extraña con la mujer, donde se mezclarán confidencias y manipulaciones. A veces amistoso y a veces perverso, el monstruo despliega su arte del terror como jamás se ha visto.

Guión: Marc Dugain

Producción: F Comme Film

Distribución: Studiocanal

Fotografía/imagen: Yves Angelo

Montaje: Fabrice Rouaud

 

Marc Dugain

Escritor, guionista y director francés. Después de estudiar Ciencias Políticas y de haber estado vinculado a una compañía de aviación, Marc Dugain decide dedicarse a la escritura, y en 1998 escribe La Chambre des officiers, novela ganadora de una veintena de premios literarios y que termina por ser adaptada al cine y presentada en Cannes. A partir de ese momento no deja de escribir, Campagne Anglaise en 2000, Heureux comme Dieu en France en 2002 y La malédiction d'Edgar en 2005. En 2009, por primera vez, Dugain se lanza a realizar la adaptación al cine de su propia novela, Une exécution ordinaire escrita en 2007.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.