Luis Fayad Luis Fayad

Regresos

Luis Fayad / Penguin Random House

2014/12/12

Por Revista Arcadia

“Yo tengo una manera de corregir […]: les paso la mano a las páginas y alcanzo a sentir si hay algo que no está de verdad limpio”. El hombre de esta frase es Luis Fayad. Esa, su delicadeza. Y así escribe. A este hombre le debe la literatura colombiana un par de cosas: el haber escrito hace ya muchos años Los parientes de Ester (1978) y con ella el haber liberado a una generación de escritores que padecían a la sombra del genio de Macondo. Fayad es sencillamente genial creando personajes, es un experto en mostrar sus celdas interiores y en hacerlas corresponder con la más aplicada justeza a los entornos en los que estas transcurren. Empleados públicos, la mayoría de clase media, la mayoría nacidos y crecidos en un barrio particular, en un tipo de casa particular, con una enorme identidad y un peso avasallante en su vida. Por ser ellos de ahí, de un lugarcito, son universales. Por mostrarlos a ellos, que es de quienes sabe, es Fayad un escritor universal. A partir del Ernesto Gonzaga de Regresos, un ser minúsculamente enorme, Fayad vuelve a hablar del mundo. De lo que importa de él.

Para leer este artículo completos:

Ed. 160

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 160

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.