Fragmento de "Llenan más dos bizcochos que un camote" (2008, esmalte de uñas sobre azulejo) de Gabriela Cherrez. Fragmento de "Llenan más dos bizcochos que un camote" (2008, esmalte de uñas sobre azulejo) de Gabriela Cherrez.

Contra el efecto Guayasamín

En franca rebeldía contra las imágenes que quiere santificar el Estado, el nuevo arte ecuatoriano emerge con fuerza desde orillas insospechadas: performances, acciones con las comunidades, intervenciones en el espacio urbano. Hace mucho que el arte joven ecuatoriano le dijo adiós a Guayasamín.

2011/05/03

Por X. Andrade

La producción de arte contemporáneo en Ecuador en los últimos años se debate en un terreno paradójico: mientras el Estado promueve la resurrección de imágenes indigenistas como parte de la construcción de representaciones públicas sobre “arte” y “autenticidad”, los artistas visuales han marcado una ruptura clara con un pesado legado derivado del “efecto Guayasamín”. Es revelador que esta noción haya sido propuesta desde el diseño gráfico, para describir la proliferación de retratos de la miseria india patente en la decoración interior de las oficinas burocráticas, murales sindicalistas y mercados artesanales para turistas.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.