Luis XV, niño, enfrentado a los vericuetos de una monarquía y a una gran responsabilidad a temprana edad. Foto: High Sea Production y Scope Pic Luis XV, niño, enfrentado a los vericuetos de una monarquía y a una gran responsabilidad a temprana edad. Foto: High Sea Production y Scope Pic

'Intercambio de reinas': la infancia frente al poder y a la muerte

"En esa época y hoy, los niños a menudo se convierten en peones de una estrategia de los padres", dijo a ARCADIA Chantal Thomas. La historiadora inspiró la película con su libro 'Intercambio de princesas', sobre la monarquía francesa y Versalles.

2019/07/25

Por RevistaArcadia.com

Cuando Luis XIV, el rey sol, murió en 1715, su bisnieto de cinco años se encontró de pronto convertido en rey de Francia. Una serie de muertes desafortunadas -su abuelo, su padre, su madre y su hermano fallecieron por una epidemia de sarampión-, lo llevó al trono en su condición de único heredero.

Pero, por su escasa edad, Luis XV no podía reinar, y en su lugar debía hacerlo un regente. En 1721, este era Felipe de Orléans, a quien se le ocurrió un estratégico intercambio para aumentar su poder: le propuso a Felipe V, rey de España, una boda entre Luis XV, de once años, y la infanta María Ana Victoria, de cuatro años; y, además, propuso que su hija Louise Elizabeth (Luisa Isabel de Orleans) se convirtiera en la esposa del príncipe de Asturias, heredero del trono de España. 

Anamaria Vartolomei interpreta a Louise Elisabeth (Luisa Isabel de Orleans), que sufre en su vida las decisiones de la adultez y de las monarquías. Foto: High Sea Production y Scope Pic

Este intercambio es el tema central de Cambio de princesas, una novela de Chantal Thomas que ella misma adaptó al cine junto con el director de la cinta, Marc Dugain. ARCADIA habló con ella, la filósofa de formación, novelista, y directora de investigaciones en el CNRS (Centro Nacional para la Investigación Científica) de Francia, sobre “Intercambio de Reinas”, cinta que se estrena en Colombia. 

¿Explíquenos por qué Luis XV se mudó a Versalles al comienzo de la película?

Cuando Luis XIV murió en 1715, el regente no quería que se uniera a la corte de Versalles. Vivió en el Palacio Real y le gustaba mucho París. Así que repatrió a Luis XV cerca de él, en el Louvre. Siete años después se mudaron juntos a Versalles, esencialmente por motivos políticos. El séquito del regente sugirió que seguir los pasos de Luis XIV sería bueno para la popularidad de Luis XV.

Estoy eternamente fascinada con Versalles, un símbolo política, una idea de realeza absoluta, que fue retirada de las personas. También amo su arquitectura, que parece un laberinto, las modificaciones que sufrió gobernante a gobernante. Estamos bien familiarizados con la pompa y la ceremonia, que se muestra constantemente: el Salón de los Espejos y, al final, los apartamentos del rey y la reina. Pero, también hay otro lado del que no tenemos conocimiento. Los pasillos y habitaciones sinuosas que nunca se mostraron también forman parte de Versalles, así como todos los destinos destrozados que allí habitaron, que no pierden su atractivo. 

Contrario a lo que se acostumbra, la película muestra muy poco la pompa de la corte…

Cuando Luis XV llega a Versalles, el castillo ha estado abandonado por siete años y en ese tiempo hubo muy poca restauración. Tomó mucho tiempo que la corte se reinstalara en el castillo. La película muestra la parte inferior, suave y monumental de Versalles. De hecho, es un espacio íntimo: un lugar de poder perdido en algún lugar del bosque, que para mí tiene un aspecto de cuento de hadas. Además, toda esta historia se desarrolla de manera muy parecida a un cuento.

Háblenos de Felipe de Orléans, el regente, es todo un personaje... 

Siento mucha simpatía por él. Cuando trabajé en el CNRS (Centro Nacional de Investigación Científica) le dedicamos un libro completo. El regente era todo un personaje, una persona alegre y brillante. Ansiaba gobernar toda su vida, pero su tío, Luis XIV, se lo impidió porque era brillante. Solo después de la muerte de Luis XIV el regente fue capaz de mostrar sus verdaderas capacidades. Era cínico, como vemos en la secuencia de intercambio, pero también era muy aficionado a Luis XV. Mucho se habla de que era un libertino sexual, pero también tenía una buena cabeza para la política internacional, y un gran ojo para coleccionar, era un esteta. Amaba la música y compuso óperas. La Regencia marcó la reapertura de la corte después de su deserción literal al final del reinado de Luis XIV.

La princesa palatina, madre del regente, se destaca por su extravagancia, cuéntenos sobre ella.

Es uno de mis personajes favoritos, ¡la adoro! Solo conocemos a Louise-Elisabeth y Farnèse a través de fuentes indirectas, pero su abundante correspondencia nos da mucha información. En particular, ilustra que la pequeña Mariana Victoria era adorable y encantadora. En cartas, escribió sobre ella de una manera que es muy conmovedora. La palatina se destacó de las demás porque se expresaba de una manera viva en un mundo donde la gente solo hablaba sobre caza, presentaciones teatrales y chismes. La palatina decía lo que pensaba y eso fue escandaloso en la corte del Rey Sol.

La forma en que la política se reduce a pequeñas negociaciones y manipulación es clave en la cinta y en sus relatos.

Bajo el Antiguo Régimen, la política se desarrollaba entre familias. Todos los soberanos eran más o menos hermanos y primos, y eso explica la incapacidad de María Antonieta para captar la noción misma de una nación durante la revolución.

Esta dimensión familiar ha desaparecido de nuestra política moderna. Dicho esto ... si lees la última novela de Marc Dugain, Ils vont tuer Robert Kennedy (Van a matar a Robert Kennedy), te das cuenta de que la historia de este clan es extraordinaria: la estrecha relación de los dos hermanos, el miedo a la conspiración. La maldición sobre la familia, en un país que se supone que es tan vasto y moderno. Marc aún no había escrito el libro cuando estábamos trabajando en el guión, pero ahora que lo he leído, entiendo mejor su imaginación, su mente analítica, la forma fantástica y casi forense en la que se proyecta a sí mismo: La oscuridad reina en el corazón del poder. El intercambio de las princesas también ocurre en el corazón de la oscuridad, pero lo que hace que esta historia sea extrañamente radiante son los cuatro niños, reyes y reinas, a pesar de ellos mismos.

Lambert Wilson suma su poder de convocatoria y talento interpretando al rey español Felipe V. Foto: High Sea Production y Scope Pic

La homosexualidad está muy presente en la historia, sin misterios.

Es un tema que generalmente se pasa por alto o se ignora en las biografías, más aún en Luis XV, que luego será famoso por la cantidad de jóvenes amantes que tuvo en su vida. Sin embargo, pasó años rodeado de amigos homosexuales, y él mismo fue tentado por ello.

En cuanto a la homosexualidad de Louise-Elisabeth, no es como en Les Adieux à la Reine (Adiós, mi reina), donde inventé ciertos elementos. Aquí, la relación de la princesa con una de sus damas de honor fue auténtica.

¿Esta historia es relevante hoy? ¿Por qué?

Sí, en la forma en que se trata a los niños. Hoy, todos dicen que su felicidad es un fin en sí mismo, pero los niños a menudo se convierten, sin saberlo, en los peones de una estrategia decidida por los padres, quienes en sus confusos sentimientos ponen en peligro el bienestar emocional de sus pequeños. La diferencia es que las cosas ya no se juegan a nivel político, sino a nivel familiar. Y también económicamente, porque en las últimas décadas el niño también representa un rico mercado potencial, un consumidor que debe ser explotado.

Y si llevamos esta discusión más allá de nuestra cultura, el tema del matrimonio forzado es de gran actualidad, ya que todavía está permitido en continentes enteros. Nos indignamos con respecto a estos horribles actos practicados en el siglo XVIII, pero ¿qué se dice hoy sobre las millones de mujeres obligadas a contraer matrimonio en países de África, India o Afganistán? Las niñas o adolescentes tratadas como propiedad de padres que hacen con ellos lo que les plazca. Esta es una abominación que es completamente relevante hoy.

¿Cómo fue escribir el guion con Marc Dugain?

Tiene una forma muy directa, rápida y específica de formular lo que siente y lo que quiere. Cortamos la novela, basando nuestras elecciones en escenas que cada uno de nosotros consideraba importante mantener. Leí ciertos pasajes en voz alta, Marc los transcribió de inmediato en un diálogo, que me envió y releí. Hubo una circularidad entre la lectura, el habla, la relectura, el hablar de nuevo, y también la risa. Y hubo momentos en que nos contábamos historias, nuestras historias personales, por ejemplo.

Marc y yo no estamos interesados ??en las mismas épocas históricas, pero nos entendimos muy rápidamente. Sobre todo, creo que lo que llamó su atención en esta historia fue la infancia enfrentada con el Poder y la Muerte.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 169

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.