. .

El cofre de mariposas

En 1941 un cofre lleno de mariposas proveniente de Colom bia cruza el Altántico y logra evitar los estragos de la guerra. Permanece olvidado durante casi setenta años, hasta que dos investigadores alemanes lo encuentran en un museo en Berlín

2013/01/22

Por Joachim Hahn*Barranquilla

A las nueve de la mañana de aquel lluvioso do-? mingo 6 de marzo de 1927, el alarido de la tía Francisca anunciaba el nacimiento de Gabriel José de la Concordia: “¡Varón, un varón!... ¡traigan ron, ron, que se ahoga!”. Por esos mismos días y a poca distancia de Aracataca, sin saber que allí acababa de nacer quien haría famosas las mariposas amarillas del Caribe, un apasionado y metódico naturalista alemán anotaba en su diario de campo: “Marzo 25, Santa Marta. Los hallazgos que más me han sorprendido son una colorida Dismorphia y un ejemplar muy fresco de Papilio zagreus de color muy pálido en el río Piedras. También en esta ocasión me ha impresionado el particular olor de estos animales, una mezcla de vainilla y creosol. El otro se me ha escapado. En dos o tres semanas habrá mucho movimiento allá arriba”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.