'Amor de cóndores', 1958, Alejandro Obregón. Técnica mixta sobre muro. Foto: Robinson Henao. 'Amor de cóndores', 1958, Alejandro Obregón. Técnica mixta sobre muro. Foto: Robinson Henao.

El legado de Leonel Estrada y María Helena Uribe

El Ahorcado fue una taberna creada por los esposos en su casa, bautizada como Takna, cuyas paredes se convirtieron en un palimpsesto arquitectónico que intervinieron artistas como Botero y Obregón. Hoy vuelve a existir gracias a la exposición 'Vivir era crear'.

2017/10/20

Por Sol Astrid Giraldo E.* Medellín

Cuando la joven pareja conformada por María Helena Uribe y Leonel Estrada quiso establecer su casa, acudió a la oficina de arquitectos Caputi & Uribe. Esta firma había comenzado a desarrollar en la Medellín de la década del cincuenta una innovadora propuesta de casa-jardín. Se trataba de construcciones modernistas, espaciosas, en un entorno natural, proyectadas hacia el valle y las montañas, desde un lote del barrio El Poblado. Allí se apilaron sólidamente ladrillos, con la intención de echar raíces y de mirar hacia el futuro: el recorrido tradicional de una familia en formación. Solo que esta no era, estrictamente hablando, una familia tradicional.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.