Foto: Felipe Uribe Mejía Foto: Felipe Uribe Mejía

Arquitectura inacabada

El artista cubano es, desde mediados de los años noventa, una de las presencias innegables del arte latinoamericano. Dos muestras lo celebran en Bogotá como un privilegiado testigo de las ruinas.

2014/05/23

Por Diego Garzón*

Las ruinas han sido un punto de partida constante en la obra del artista Carlos Garaicoa. En La Habana, su ciudad natal, en el llamado “periodo especial”, después de la caída del muro de Berlín, era más que normal ver construcciones arquitectónicas que tuvieron que detenerse por la falta de recursos –Cuba sufrió el colapso de la Unión Soviética– y que quedaron suspendidas, muchas para siempre, como testimonio –valga la metáfora– de las ruinas de un modelo social y político. Otras, claro, se derrumbaron, como el mismo muro alemán. Esos “elefantes blancos” se constituían en el reflejo de un fracaso. No eran las ruinas del pasado o del presente, sino las “ruinas del futuro”, como él mismo las llamó. Garaicoa empezó a registrar con una cámara fotográfica estas construcciones, esas ruinas y, luego –como hizo para Documenta 11– buscó a los arquitectos de los mismos edificios para pensar cómo hubieran quedado terminados. Y los terminó. Así nacieron algunos de sus proyectos: maquetas, dibujos, proyecciones, planos, que continuaban de alguna manera ese proceso detenido por diferentes circunstancias. Sobre algo ya existente quería construir lo que ya era imposible. “En el mundo contemporáneo estamos viviendo todo tipo de colapsos por muchas razones: corrupción, excesos de poder, injusticia social, políticas mal hechas, yo pienso que es ahí donde está el punto”, dice.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.