Imagen del programa Saturday Night Live, en la que Tina Fey interpreta a la candidata Sara Palin. Imagen del programa Saturday Night Live, en la que Tina Fey interpreta a la candidata Sara Palin.

La cicatriz de Tina Fey

Que Tina Fey, actriz y libretista de la exitosa serie 30 Rock, sea la primera mujer que recibe el Premio Mark Twain, dado por la Biblioteca del Congreso a los mejores humoristas norteamericanos, es una de las cosas más justas que le ha ocurrrido a la televisión gringa. La entrega del premio se hará hoy, 9 de noviembre.

2010/09/21

Por Ricardo Silva Romero

Tina Fey debe tener un lado oscuro: cualquier curtido lector de revistas de chismes, que haya oído que el comediante Robin Williams ha bordeado el suicidio y que sepa que el payaso Jim Carrey ha sobreaguado sus depresiones a punta de Prozac, dará por descontado que una humorista de semejante talento (“me gusta repetir los chistes una y otra vez, pero es sólo porque nunca fui buena en matemáticas”) tiene que ser una persona profundamente triste, haber sido un patito feo que no encajaba en ningún rincón de su colegio o cargar con una cruz gigantesca desde los peores días de la infancia: un trauma ambulante a punto de estallar. Y sin embargo, en contravía del cliché, cuesta mucho encontrar en la biografía de Fey ese punto de giro en el que los más sensibles se ponen el disfraz de la risa para que los demás no se den cuenta de su angustia.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.