RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Un mundo nuevo

Los últimos siete años parecían una fuente inagotable de recursos para el mundo de las grandes casas de subastas. Sin embargo, como todo en esta época, el globo ha comenzado a desinflarse.

2010/07/28

Por Juliana Angulo

Hace un año la casa de subastas Phillips de Pury parecía una fiesta de invitados felices. Mujeres y hombres jóvenes brindaban después de las principales subastas del año por el buen momento de las ventas. A finales de 2008, sin embargo, después de la subasta del 13 de noviembre, pude hablar con uno de los vendedores de la prestigiosa casa de subastas ubicada en la calle 15 del oeste de Manhattan y me describió la situación con una sola palabra: “Fúnebre”. En efecto, ese día solo se vendieron 27 de las 56 obras ofrecidas. Todos apostaban porque Beautiful Artemis Thor Neptune Odin Delusional Sapphic Inspirational Hypnosis Painting —un nombre tan largo como aburrido— del popularísimo Damien Hirst se vendería en algo así como 4 millones de dólares. Pero el comprador nunca apareció y las caras de los jóvenes y modernos empleados de Phillips de Pury, una casa fundada en Londres y con tres siglos de historia, esta vez no asistieron a ninguna fiesta.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.