Chan- wook Park, en el centro, durante el rodaje de 'La doncella'. Chan- wook Park, en el centro, durante el rodaje de 'La doncella'.

La oscuridad artificial de Chan-Wook Park

Desde 'Oldboy' (2004), las películas de este cineasta combinan un conocimiento enciclopédico del cine de serie B con historias que le hacen gala al sadismo. En su más reciente película, 'La doncella', que se estrena en el país el 8 de junio, Park viaja a la Corea de los años treinta para narrar un romance atravesado por la crueldad y el erotismo. Radiografía de un maestro.

2017/05/22

Por Samuel Castro* Medellín

No es fácil ser un paria de dos mundos. Hay que tener el cuero duro y las ideas muy claras para soportar las burlas y las miradas sobre el hombro que te dedicarán aquellos que creen que haces parte del bando opositor. Tal vez por eso el cine de Chan-wook Park (lo llamaremos así a pesar de que en Corea del Sur sea lo usual decir el apellido primero) tenga el ímpetu de aquel que no cree que tenga nada que perder y de quien ha asumido el riesgo como marca de estilo, con el fin de callarles la boca tanto a los críticos de cine que veían en él a un traidor de su oficio, convertido en director por algún exceso de ego (como si los críticos no supieran de ego), como al resto de realizadores de su país, indignados ante el atrevimiento de ese muchacho que pretendía volcar en sus imágenes muchas de sus apetencias cinéfilas, saliéndose de los esquemas más exitosos del cine coreano en su momento. Quién sabe. A lo mejor eso explica por qué Chan-wook Park es probablemente el director que mejor ha sabido filmar la venganza.

Para leer este artículo completos:

Ed. 166

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 166

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.