La Danza Negra La Danza Negra

Danza negra, Lucho Bermúdez

2014/01/23

Por Juan Carlos Garay

Se oyen unos golpes acercándose, en un efecto de disolvencia inversa (es decir, del silencio a la música y no al revés) que debía de ser novedoso para su época. Son los tambores sensuales y contagiosos de la cumbia. Luego una trompeta que es seguida por la totalidad de la orquesta y, coronando esa melodía sencilla, la voz de Matilde Díaz: “Con el rumor de las palmeras / se siente el eco de música lejana / y a su compás las pilanderas / vienen cantando la cumbia colombiana”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 159

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 159

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.