Exposición Historia de Colombia a través de la fotografía

El drama del 15 de octubre, Francesco y Vincenzo Di Doménico

2014/01/23

Por Ricardo Rivadeneira

El drama del 15 de octubre fue el primer documental cinematográfico hecho en Colombia. Solo se conservan fragmentos de la película y algunas referencias publicadas en periódicos locales que registraron su presentación en 1915, un año después del asesinato del político liberal Rafael Uribe Uribe.

Francesco y Vincenzo Di Doménico habían comenzado su empresa Di Doménico Hermanos para distribuir cine extranjero en el país y noticieros dirigidos y filmados por ellos mismos. Sin embargo, fue tan mayúsculo el escándalo que produjo en el país la proyección de El drama del 15 de octubre que sus ilusiones cinematográficas sufrieron un golpe irreversible. La película fue finalmente censurada, en parte por la indignación general por el hecho de que los asesinos reales actuaron en ella y por la exhibición del cuerpo de Uribe Uribe, que atentaba de manera frontal contra la idea reinante del pudor.

Rafael Uribe Uribe se había convertido en el principal crítico y opositor del régimen conservador a finales del siglo xix, y desde el fin de la Guerra de los Mil Días su actitud pacifista y su espíritu de progreso lo convirtieron en una figura carismática, que incluso podía llegar a la Presidencia de la República. Sin embargo, la mañana del 15 de octubre de 1914, Leovigildo Galarza y Jesús Carvajal lo asesinaron con sus hachuelas de trabajo en plena carrera séptima. Este par de artesanos actuaron convencidos de que Uribe Uribe era enemigo de los intereses de los trabajadores; absurdo, pues su gestión estaba cada vez más cerca a los ideales de transformación que el socialismo utópico proclamaba para la época.

El crimen de Uribe Uribe se constituyó en la primera experiencia nacional de luto colectivo; si bien los liberales se unieron al dolor de la familia del inmolado también hubo personas de otras filiaciones que lloraron su muerte. Este primer gran magnicidio del siglo xx fue recordado el 9 de abril de 1948 cuando también Jorge Eliécer Gaitán cayó en manos de autores intelectuales que nunca fueron a la cárcel. Esa situación macabra de asesinatos ha sido una constante en la historia nacional, basta recordar cómo entre 1988 y 1990 fueron inmolados los líderes que se perfilaban como posibles candidatos y entre los que vale recordar a Jaime Pardo Leal, Carlos Pizarro Leongómez y Bernardo Jaramillo Ossa.

No podemos ver las imágenes de El drama del 15 de octubre hoy; sin embargo, debieron de causar un sentimiento de impacto y rechazo tan grande como lo hacen las fotografías y el video de la marcha que hizo Luis Carlos Galán hacia el cadalso el 18 de agosto de 1989 en Soacha. El mundo moderno supo que la muerte podía ser mediática y tener poderosos y masivos efectos psicológicos.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación