Enrique y Nicolás Buenaventura, y Jacqueline Vidal en una versión del 1985. Enrique y Nicolás Buenaventura, y Jacqueline Vidal en una versión del 1985.

A la diestra de Dios padre, Enrique Buenaventura

2014/01/23

Por Carlos Gardeazábal

Enrique Buenaventura (1924-2003) nos legó cerca de 60 obras dramáticas, además de numerosos ensayos teóricos y críticos sobre el teatro. Durante su periodo formativo, considerado por Carlos Reyes como su etapa “didáctica-nacionalista”, el autor caleño avanzó en la construcción de una conciencia histórica a partir de la tradición cultural nacional por medio de la incorporación de elementos de la narrativa popular colombiana. Su obra A la diestra de Dios padre, inspirada en el conocido cuento de Tomás Carrasquilla, ayuda a comprender la forma en que Buenaventura retoma la tradición heredada aplicándola a nuevos contextos a lo largo de décadas de trabajo. Su objetivo inicial era el de comenzar a atraer al público de origen popular y convertirlo en espectador de su teatro: “Era necesario empezar por eso, por las costumbres teatrales existentes e ir hacia el pueblo en lugar de pretender que el pueblo fuera hacia el teatro”, decía Buenaventura en 1969.

Para leer este artículo completos:

Ed. 159

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 159

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.