Irena Sendler en Varsovia durante la guerra Irena Sendler en Varsovia durante la guerra

Compasión

La describen como la versión femenina de Oskar Schindler. Pero su valentía y discreto heroismo superan cualquier comparación.

2013/11/14

Por María Paula Laguna. Bogotá.

Cada vez que la polaca Irena Sendler sacaba a un niño judío del gueto de Varsovia, planeaba sus pasos milimétricamente. Primero, lo más difícil: convencer a los padres de que sus hijos tendrían más posibilidades de sobrevivir en un hogar católico. Segundo, esconder a los pequeños ya fuera en maletas, sacos de papas, cajas de herramientas y hasta ataúdes. Tercero, superar los estrictos controles de la salida y, una vez en la calle, esperar que ningún oficial nazi la detuviera. Era una labor invisible. Y tan silenciosa que tardó casi 60 años en salir a la luz.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.