Por Vittorio Luzzati Por Vittorio Luzzati

La foto robada

Discretamente le robaron la fotografía. Y esa imagen fue el comienzo de una carrera que acabaría en el podio del Nobel, entre aplausos, pompa y ceremonia. Esta es la verdadera historia.

2013/11/14

Por María Mercedes Correa. Bogotá.

En la ceremonia de entrega del Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1962, disimulando bajo la pulcritud de sus fracs y sus corbatines blancos un secreto que vería la luz años después, los tres científicos galardonados, James Watson, Francis Crick y Maurice Wilkins, le participaron al mundo su descubrimiento de la estructura molecular del ácido desoxirribonucleico. Ninguno mencionó en su discurso la contribución crucial de Rosalind Franklin.

Para leer este artículo completos:

Ed. 159

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 159

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.