Experimento en el siglo XIX por el médico francés Duchenne de Boulogne para provocar y medir emociones en un paciente. Experimento en el siglo XIX por el médico francés Duchenne de Boulogne para provocar y medir emociones en un paciente.

Cómo piensa un átomo

Si bien le ha dado nombres muy distintos, desde la antigüedad el hombre se ha preguntado por el alma. ¿Está ubicada en la glándula pineal? ¿No es acaso más que un sinónimo de la consciencia? ¿Es la misma mente? La filosofía ha hecho las preguntas; ¿tiene la neurociencia por fin las respuestas?

2013/03/18

Por Rodrigo Rey Rosa*

Uno –tal vez no el peor, ¿tal vez el más feliz?– de los destinos del género humano es hacerse preguntas imposibles de responder, como, “palabras más, palabras menos”, advirtió Kant. ¿Por qué existe el ser y no la nada? ¿Qué es la materia? ¿Qué es la mente? Los filósofos y más tarde los científicos de todas partes y de todos los tiempos han querido dar respuesta –o han querido hacernos creer que hay respuestas– a algunas de estas preguntas. Fieles a ese destino particular, o esclavos de él, filósofos y científicos han tropezado una y otra vez con una serie de dificultades –como la de no decir más de lo que sabemos– y han recurrido a la metafísica, cuya especialidad consiste, precisamente, en decir más de lo que podemos saber, y a la jerga especializada. Y a lo largo de los siglos y en las distintas latitudes, para estas preguntas imposibles de responder han surgido respuestas que dividen a los pensadores en por lo menos dos bandos.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.