Sarduy. Sarduy.

El costurero intelectual

En medio del curubito intelectual francés de los años 60 del siglo pasado, el delicioso escritor cubano Severo Sarduy se declaraba un “intelectual analfabeto”. Pero nunca quiso volver a La Habana. El París de Foucault y Barthes sedujo a Sarduy de pies a cabeza.

2012/06/28

Por Gloria Esquivel, Nueva York.

La primera persona que el escritor cubano Severo Sarduy conoció en Europa fue al intelectual francés Francois Wahl. Sarduy había salido de Cuba en diciembre de 1959, con 22 años, gracias a una beca para estudiar historia del arte. Se embarcó hacia París, pero por cosas del azar, fue en Roma en donde conoció a Wahl, quien para ese momento era un reconocido editor de Éditions du Seuil y tenía a su cargo los textos de Lacán y Derridá. Se enamoraron.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.