El mexicano Luis Florez en el mítico partido frente a Bélgica en 1986 El mexicano Luis Florez en el mítico partido frente a Bélgica en 1986

México: Creo en ti

El escritor Antonio Ortuño escribe sobre su relación con el Tri. "como cada cuatro años, estaremos sembrados en un partido de octavos de final. Que no tendremos más remedio, me temo, que perder".

2014/05/23

Por Antonio Ortuño*

La clasificación mexicana al Mundial que está por iniciar fue, de punta a cabo, desastrosa. Sin embargo, estoy convencido de que haremos en Brasil un torneo decente. O, al menos, uno a nuestro nivel habitual, lo que significa alcanzar (y morir en) unos octavos de final perpetuos, ineludibles y seguramente justísimos. Me explico: aunque México es país de bandazos, aspira siempre a la estabilidad. Oscilamos entre la ilusión del progreso y la evidencia de la masacre, entre el tedio político y el Apocalipsis, pero nos gusta mantenernos firmes en nuestras rutinas. Y la historia nos enseña que cuando hemos tenido una clasificación tersa nos hundimos. Y también que nos hundimos cuando clasificamos, como esta vez, de última hora. Nos hundimos siempre, épicos e ineptos. Pero no sin antes darle algún dolor de cabeza a una o dos potencias.

Para leer este artículo completos:

Ed. 160

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 160

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.