Ray Loriga. Foto: Jeosem Ray Loriga. Foto: Jeosem

El fin del placer

Horas antes de que viajara a México para participar como jurado en el Festival de Cine de Guadalajara y de allí a la FILBo, Arcadia entrevistó a Ray Loriga en Madrid. Con un título que podría parecer el de una “noveleta” menor, rompe un silencio de ocho años para ofrecernos en Za Za, emperador de Ibiza una diatriba sobre la felicidad obligatoria como una alucinación mundial basada en el dinero.

2014/04/22

Por Gabriela Bustelo* Madrid

De todos los escritores de su quinta –la Generación X española, que incluye, entre otros muchos, a los célebres José Antonio Mañas, Lucía Etxebarría y Benjamín Prado–, tal vez sea Ray Loriga el menos fatuo de la tropa de enfants terribles. Esto no le ha impedido, sin embargo,  escribir una veintena de novelas y dirigir varias películas cuyos guiones ha escrito. Pedro Almodóvar dice de él que es una fascinante mezcla entre Marguerite Duras y Jim Thompson. Él no parece encontrarse tan fascinante, ya que últimamente va diciendo que está harto de ser Ray Loriga. En todo caso, el tema que trata su última novela es, como suele decirse, de rabiosa actualidad.

Para leer este artículo completos:

Ed. 160

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 160

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.