La Plaza de Armas, uno de los escenarios de Cambio de guardia, de Julio Ramón Ribeyro. La Plaza de Armas, uno de los escenarios de Cambio de guardia, de Julio Ramón Ribeyro.

Lima, la real

La San Petersburgo de Dostoievski o la Buenos Aires de Borges: ¿son ciudades de verdad? Desde Callao hasta Chorrillos, Lima se extiende como el gran espacio literario de Vargas Llosa, Ribeyro y Bryce Echenique.

2014/04/22

Por Lina Vargas* Lima

Así como los toritos de Pucará, las figuritas de cerámica que traen felicidad, están ubicados estratégicamente en los techos de las casas de los Andes peruanos, dicen que en cada casa limeña hay al menos un libro de Mario Vargas Llosa, Julio Ramón Ribeyro o Alfredo Bryce Echenique. Los tres escritores contemporáneos, el primero nacido en Arequipa y los otros dos limeños, son los motores de todo lo que ocurre en la literatura peruana. Autores y periodistas de generaciones recientes recuerdan con orgullo que en España adoran a Bryce y que cuando hace cuatro años anunciaron el Nobel de Literatura, lloraron de la emoción. Durante un almuerzo en Lima, el escritor Fernando Ampuero cuenta que solía pescar con Ribeyro, y Chachi Sanseviero, la fundadora de la célebre librería El Virrey, que a Bryce le encanta cantar. La ciudad también pareciera hablar sobre ellos. Al fin y al cabo es una protagonista más en sus libros. Porque mientras García Márquez inventó Macondo y Rulfo, Comala, Vargas Llosa, Ribeyro y Bryce Echenique han tenido a Lima, un lugar que se ajusta a esa realidad real de la que Vargas Llosa habla.

Para leer este artículo completos:

Ed. 160

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 160

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.