Edgar Morin en la ceremonia de clausura del XIV Festival Internacional de Cine de Marruecos, el 13 de diciembre de 2014. Foto: Dominique Charriau / Getty Images. Edgar Morin en la ceremonia de clausura del XIV Festival Internacional de Cine de Marruecos, el 13 de diciembre de 2014. Foto: Dominique Charriau / Getty Images.

La poesía vivida de Edgar Morin

'La urgencia y lo esencial' se llama el más reciente libro de un pensador nonagenario que sigue apelando a la vitalidad de las ideas en un mundo complejo como pocos. América Latina tiene todo por delante, mientras que Europa parece muerta y acomodada en sus viejas ideas. Un diálogo desde París.

2017/10/20

Por Janeth F. Beltrán-Fimat* París

Mucho antes de que el mundo se volviera más pequeño, de que entrara fácilmente en nuestros bolsillos, el sociólogo, cineasta, antropólogo y filósofo francés Edgar Morin ya había pisado los territorios de rumores, imágenes e informaciones en los que nos movemos hoy. Desde muy joven, su contacto con la muerte y los percances de la vida le mostraron el error e ilusión de la educación recibida. Hijo de inmigrantes, huérfano, joven en la guerra, judío, partidario de la existencia de dos estados en Israel. Exmilitante comunista y resucitado, sobreviviente a un largo estado de coma. Esas circunstancias excepcionales aceleraron su transformación. Cambió incluso de identidad. Dejó de llamarse Edgar Nahum, nombre con el que nació en París el 8 de julio de 1921, para llamarse, después de la guerra, Edgar Morin, su nombre en la clandestinidad.

Para leer este artículo completos:

Ed. 162

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 162

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.