RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Las verdades salvajes

Trotskista en sus inicios, profundamente escéptico y crítico, Richard Rorty puso en cuestión al establecimiento intelectual de Estados Unidos, con libros fundamentales como Contingencia, ironía, y solidaridad y Objetividad, relativismo y verdad.

2010/03/15

Por Roberto Palacio F

El pasado 8 de junio murió en su casa de Palo Alto, California, a la edad de 75 años, afectado por un cáncer de páncreas, Richard Rorty, el profesor de Princeton y de Stanford, quien fue el intelectual público estadounidense más destacado y a la vez repudiado de nuestro tiempo. En verdad, el único intelectual público estadounidense de nuestro tiempo. Deja detrás de sí una obra enorme, llena de tentáculos que tocan de cerca áreas del saber tan disímiles como la crítica literaria, a la cual se sintió especialmente afín en sus últimos escritos, la política, la etnografía y la ética; en los últimos años, perfiló sus críticas contra la guerra en Irak. Por su generalidad, sin embargo, es bajo la sección filosofía, que sus obras se clasifican en cualquier biblioteca. Quienes profesan interés por los estudios culturales y postmodernos ya comenzaban a pronunciar ese nombre suyo con las dos erres eufónicas que ayudaron a acercar su imagen casi a la de un icono cultural, tan sonoro en algunos ámbitos como Rolls Royce o Robert Redford.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.