RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Palo a las selfies

La controversia por el palo de las selfies en los museos.

2015/03/27

Por RevistaArcadia

Es bien sabido que la era digital es problemática para los museos. Reta a la misma noción de cultura y permite que la gente no se tenga que desplazar para acceder a las grandes obras de arte. Pero hay otro riesgo, de carácter inocuo, incluso inofensivo, que ha prendido las alarmas de varios museos del mundo: el ‘selfie-stick’. En octubre del año pasado el museo Uffizi en Florencia inició una campaña para prohibir los palos para tomar selfies [autorretratos] en sus salas de exposición argumentando que son peligrosos tanto para las obras como para los transeúntes. Desde entonces, la lista de museos que le han declarado la guerra al báculo portador de las cámaras digitales tiene cada vez más seguidores, desde el Metropolitan en Nueva York hasta el Reina Sofía en Madrid. La preocupación incluso ha llegado a Colombia, donde el selfie-stick aún no goza del protagonismo que tiene en otros países. En el Museo Nacional, por ejemplo, “todavía no se ha prohibido, pero no se tolera pues las piezas corren peligro de ser arrojadas al suelo”, dice Felipe Lozano, su asesor de divulgación. Ana Piedad Jaramillo, directora del Museo de Antioquia, asegura que allí “ya se empezó a restringir a raíz de que algunos palos son muy largos y uno casi daña una obra”. Para María Elvira Ardila, del Mambo, los selfies en el museo son un síntoma de que “a la persona le preocupa más registrar el acontecimiento de entrar a un museo que disfrutar las obras”.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.