RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Nuestra lengua, la pobre…

Entre los encomios y vivas al idioma de los que seremos testigos durante estos días, no podía faltar la voz de la sospecha. ¿Tenemos tanto que celebrar? ¿Es el español una lengua tan importante? Al parecer, las cosas no están para tirar cohetes.

2010/03/15

Por Antonio Caballero

La lengua castellana está creciendo en el mundo por razones demográficas: nacen muchísimos niños cuyas madres hablan castellano. (¿Castellano? Eso habría que discutirlo. Lo haré más adelante). Pero no se ve que esté ganando terreno por razones lingüísticas propiamente dichas, ni por razones de influencia cultural, como sí sigue haciéndolo, por ejemplo, el inglés, o ha vuelto a conseguirlo el chino: desde Manila hasta Amberes, desde Santiago de Chile hasta Vladivostok, los profesores de chino mandarín no dan abasto ante la avalancha de alumnos. Hace quinientos años el gramático Antonio de Nebrija estaba convencido de que lengua e imperio castellanos se irían expandiendo de la mano, cada cual apoyado en el otro, como había sucedido dos milenios antes con el latín y el poderío militar y político de Roma. Bueno, pues no fue así. El castellano no es una lengua imperial.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.