_Crédito: Win McNamee / Getty Images. _Crédito: Win McNamee / Getty Images.

Juego de tronos: la comedia

Pocos días después de su aparición, en enero de este año, 'Fuego y furia' ya había vendido casi dos millones de ejemplares. La reacción furiosa de Donald Trump y el hecho de que sus abogados intentaron impedir la publicación solo intensificaron la curiosidad global. Ahora el Grupo Planeta publica el libro en español.

2018/02/20

Por Hernán D. Caro* Berlín

El 21 de enero de 2017, un día después de su posesión como presidente de Estados Unidos, Donald Trump dio un discurso en la sede principal de la CIA a fin de enmendar un poco los insultos que, durante su vociferante campaña, había dirigido contra la agencia de inteligencia. Como cuenta el reportero Michael Wolff en su ya famoso y controversial libro Fire and Fury –que en estos días se publicará en castellano con el título Fuego y furia. En las entrañas de la Casa Blanca de Trump–, a última hora Trump decidió ignorar el guion preparado por sus asesores e improvisar: “Sé mucho sobre West Point [la escuela militar más antigua del país], soy una persona que cree firmemente en la academia. Cada vez que digo que tuve un tío que fue un excelente profesor en el MIT por 35 años, que hizo un trabajo fantástico en muchos aspectos académicos –era un genio académico–, dicen: ¿Es Donald Trump un intelectual? Créanme, soy una persona inteligente”. Después añadió: “Saben, cuando yo era joven… Por supuesto que me siento joven, como si tuviera 30, 35, 39 años, alguien me dijo: ¿Eres joven? Le dije: creo que soy joven. En los últimos meses de la campaña hacía cuatro paradas, cinco, siete discursos; discursos frente a veinticinco, treinta mil personas… quince, diecinueve mil. Me siento joven. Creo que todos somos muy jóvenes. Cuando era joven siempre estábamos ganando cosas en este país. Ganábamos en comercio, en guerras. A cierta edad, recuerdo haber escuchado a uno de mis instructores decir: Estados Unidos nunca ha perdido una guerra. Luego, después de eso, es como si no hubiéramos ganado nada…”. Y para terminar, una arremetida contra los medios, que en su opinión habían mentido sobre el número de asistentes a su inauguración en Washington: “Solo quiero decir que amo la honestidad, me gusta informar honestamente. Les digo por última vez, aunque lo diré cuando dejen entrar a miles de personas que quieren entrar aquí, pues volveré, puede que tengamos que conseguir una sala más grande y tal vez será construida por alguien que sepa cómo construir y no tengamos columnas. ¿Entienden? Nos deshacemos de las columnas. Pero saben, solo quería decirles que los quiero, los respeto… Hacen un trabajo fantástico y vamos a comenzar a ganar de nuevo, y ustedes van a estar a la cabeza, así que muchas gracias a todos”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 156

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 156

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.