Henry James nació en Nueva York en 1843 y murió en Londres en 1916. Henry James nació en Nueva York en 1843 y murió en Londres en 1916.

Vaciar los cajones

Nunca del todo cómodo en Estados Unidos, el escritor nacido en Nueva York encontró en Europa, y en especial en Inglaterra, el espacio para su labor creativa. Un siglo después de su muerte en medio de la Gran Guerra, recordamos a un hombre tan prolífico como incomprendido, a quien Borges profesaba una gran admiración.

2016/05/24

Por Conrado Zuluaga* Bogotá

Hace cien años, el 28 de febrero de 1916, moría en Londres Henry James, una de las grandes figuras de la historia de la literatura. Al crítico y biógrafo estadounidense León Edel le tomó 19 años de su vida una monumental biografía en cinco tomos sobre el escritor: Vida de Henry James. A partir de ahí, podría decirse que se sabe todo, pero lo cierto es que no es tanto, pues la mayoría de lo que se ha dicho sobre la figura dice muy poco del hombre. Henry James fue un acérrimo defensor de su vida privada, un celoso guardián de su intimidad: “Un hombre tiene el derecho a determinar lo que el mundo sabrá de él y lo que no sabrá; a pesar de la curiosidad del mundo a lo contrario, a una cierta santidad en todas las peticiones de generosidad e indulgencia de la posteridad, reclamo el derecho a que ni los cajones del escritorio ni los bolsillos de un hombre deben ser vaciados”. Y en otra ocasión anotó: “Los artistas, a medida que pasa el tiempo, seguramente desconectarán la alarma, vaciarán los cajones de sus escritorios y allanarán la entrada a su privacidad. Entonces los críticos, psicólogos y chismosos podrán entrar y rebuscar entre los rastrojos”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 159

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 159

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.