David Gilmour, en el Madison Square Garden, dos días después de su concierto en el Radio City Music Hall de Nueva York, el pasado 12 de abril. David Gilmour, en el Madison Square Garden, dos días después de su concierto en el Radio City Music Hall de Nueva York, el pasado 12 de abril.

Dios, haciendo su trabajo

El pasado 6 de marzo, el guitarrista de Pink Floyd cumplió 70 años. Uno de sus admiradores más conspicuos decidió viajar a Nueva York para verlo, por primera vez, en vivo. La experiencia en esta crónica alucinada sin alucinógenos.

2016/05/24

Por Sandro Romero Rey* Nueva York

Hay música para oír y música para levitar. Algunos lo hacen con Bach y no aceptan discusiones. En Inglaterra, los puristas se ponen de pie y la mano en el pecho cuando suena el Aleluya de Händel. En Bayreuth, los wagnerianos no mueven ni una pestaña. Todos tienen razón: los que levitan con Juan Gabriel, los que lloran con Alejo Durán, los que entran en trance en Joujouka, los que se convierten en ángeles gracias a percusiones o lamentos, los que aman a Philip Glass, a Jimmy Scott, el góspel, las misas ortodoxas rusas, las ceremonias del Kathakali. Sí. Hay de todo y mucho más. Pero, si me preguntan a mí con qué me disparo hasta infinitos improbables, no dudo un instante en reconocer que lo he hecho a lo largo de mi vida con Pink Floyd.

Para leer este artículo completos:

Ed. 162

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 162

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.