Edgar Froese, Christopher Franke y Peter Baumann, de la banda Tangerine Dream, en un concierto en 1974. Edgar Froese, Christopher Franke y Peter Baumann, de la banda Tangerine Dream, en un concierto en 1974.

El muro del sonido: 50 años del 'krautrock'

Aburridos de imitar las canciones que provenían de Reino Unido y Estados Unidos a finales de los años sesenta, una nueva generación de músicos alemanes se alejó de las influencias extranjeras para crear un sonido local influenciado por su gran tradición clásica y la electrónica de Stockhausen. Sin su aporte hoy no se podría entender la música house y techno o el arte de New Order y Depeche Mode. ¿Cuál es su historia?

2017/06/21

Por Jacobo Celnik* Bogotá

La historia contemporánea de la música electrónica alemana empezó en España en 1967. En pleno verano del amor y con la psicodelia de The Beatles y Pink Floyd de fondo, Edgar Froese, escultor y músico berlinés, pasó unos días en el estudio de Salvador Dalí. El genio de la pintura surrealista estaba a punto de terminar el cuadro El torero alucinógeno y decidió compartir sus avances con algunos amigos. Uno de los privilegiados fue Froese, discípulo del músico Karlheinz Stockhausen. El LSD y los ácidos alucinógenos estaban de moda. La droga y la psicodelia llegaron para expandir la conciencia artística de los humanistas más radicales. También de psiquiatras como Timothy Leary. Froese entendió que el concepto del torero alucinógeno hacía parte de un cambio conceptual a la hora de crear desde la experimentación sensorial. En una entrevista para la revista Q Classic en 2005, Froese señaló que el encuentro con Dalí en Barcelona le cambió su perspectiva del arte y de la música. “Era el momento ideal para romper barreras y prejuicios, todo estaba dado para experimentar”. Ese día nació el rock alemán en el más puro y estricto sentido de la palabra.

Para leer este artículo completos:

Ed. 162

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 162

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.