. .

Música para bogotanos

¿Qué se podía hacer con un millón de pesos en 1967? Nada menos que una orquesta. Y así se hizo.

2012/11/27

Por Luis Daniel Vega* Bogotá

El caos de una nación violenta marcó el destino de Bogotá, ciudad que para la década de los años sesenta llegó a los dos millones de habitantes. Con las secuelas del desaforado crecimiento demográfico, Bogotá se mostró como una metrópoli convulsionada que no era ajena al mundo y comenzaba a cambiar la concepción costumbrista y elitista de sus artes. Ahí comenzó la idea de democratizar la mal llamada música culta para un público marginado que también quería disfrutar obras de autores colombianos, aires populares llevados a la interpretación clásica y, por supuesto, el repertorio de música sinfónica.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.