RevistaArcadia.com

El top de los libros colombianos escritos por gringos

Diez buenos libros de historia; en esta ocasión, privilegiando colombianistas norteamericanos.

2018/04/17

Por Nicolás Morales

Este artículo forma parte de la edición 151 de ARCADIA. Haga clic aquí para leer todo el contenido de la revista.

En estos tiempos en que los historiadores de domingo florecen en las páginas de los periódicos con libros efímeros sobre Bolívar, es bueno recordar diez buenos libros de historia; en esta ocasión, privilegiando colombianistas norteamericanos. Existen muchos más títulos, pero estos son, para mí, los más significativos que sobreviven al paso del tiempo.

El ideal de lo práctico. El desafío de formar una élite técnica y empresarial en Colombia. ¿Habrá mejor libro sobre la educación colombiana en el siglo XIX? Frank Safford, ya condecorado en el país, escribió este texto en 1998. Publicado hoy por Editorial Eafit, el libro sigue vivo.

Colombia antes de la Independencia. Economía, sociedad y política bajo el dominio Borbón, de Anthony McFarlane. Dicen algunos que es de las mejores síntesis del siglo XVIII colombiano, aunque le duela a cierto sector de la academia. Fue editado en 1997 por esa gran alianza del Banco de la República y El Áncora Editores.

Café y conflicto en Colombia (1886-1910), de Charles Bergquist. En los noventa, este texto, editado en su última versión también por El Áncora y el Banco de la República, marcó una generación de académicos que señalaron nuevas y sugerentes interacciones entre la economía y la política. Un gran libro que se encuentra totalmente instalado en la larga duración.

Dibujar la nación. La Comisión Corográfica en la Colombia del siglo XIX, de Nancy Appelbaum. Este libro –que me hizo llorar de envidia cuando lo vi editado por el Rosario y los Andes– fue premio LASA a mejor libro en 2017. Una vez en mi biblioteca, ratifiqué que estamos ante una gran dama que debería ser condecorada por alguien sensato del gobierno.

Colonización y protesta campesina en Colombia (1850-1950), de Catherine LeGrand. Es ya un clásico sobre nuestro pasado rural y la génesis de parte del conflicto. Conservo la primera edición en español editada por la Universidad Nacional, pues lo leí a finales de los ochenta, y cuya traducción fue realizada por el maestro Hernando Valencia G. El libro es, de purita verdad, una nota.

Mataron a Gaitán: vida pública y violencia urbana en Colombia. El señor Herbert Braun escribió un clásico de nuestros tiempos; es uno de los libros más citados sobre el periodo. Su primera edición data de la época dorada editorial de la rectoría de Marco Palacios en la Universidad Nacional. Después, la edición comercial exprimiría el libro y hoy lo tenemos en un práctico bolsilibro.

Colombia, una nación a pesar de sí misma, de David Bushnell. Mucho se ha dicho sobre este libro. Concebido como un ensayo para públicos más generales, es el best seller del colombianismo extranjero, mil veces reimpreso. Editorial Planeta sabe dónde pone las garzas.

A sangre y fuego: la Violencia en Antioquia, Colombia (1946-1953), de Mary Roldán. Tuve el honor de editar este libro hace quince años en el ICANH; además, contó con la afortunada traducción de Claudia Montilla. Es un gran documento sobre lo regional y destruye hipótesis cómodas que sobre la Violencia de los cincuenta se proyectaban en Colombia. No vendimos muchos ejemplares en Medellín, pero el libro ganó el Alejandro Ángel Escobar y otros premios. Convendría reeditarlo, caramba.

Mary Roldán. Crédito: Guillermo Torres / Semana.

Historia concisa de Colombia (1810-2013). Una guía para lectores desprevenidos, de Michael J. LaRosa en coautoría con Germán Mejía Pavony. Otro libro que busca integrar lectores por fuera de las periferias académicas, pero escrito con seriedad. Traducido por el Ministerio de Cultura y editado por la Editorial Javeriana, Random House después lo convirtió en un lindo best seller.

La modernización en Colombia: los años de Laureano Gómez (1889-1965), de James D. Henderson. Editado en español en 2006 por la Universidad de Antioquia, fue uno de los manuscritos pioneros que demostraron el creciente interés de la academia norteamericana por Colombia. Por cierto, está en libro digital.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación