David Bowie posa en el festival de Glastonbury en 2000, con un traje diseñado por Alexander McQueen. David Bowie posa en el festival de Glastonbury en 2000, con un traje diseñado por Alexander McQueen.

David Bowie, la belleza de la derrota

David Robert Jones (1947–2016) murió el pasado 10 de enero. Nos dejó en el planeta azul a su más exquisita creación: David Bowie.

2016/01/27

Por Jacobo Celnik* Bogotá

En el último capítulo del libro de la vida de David Bowie, el artista decidió dejarnos una lección. Ya le había entregado todo al público a lo largo de 52 años de carrera, ya no había nada que perder. Así que esta vez quiso pasar a la inmortalidad con una obra de arte en todo el sentido de la palabra. Una puesta en escena que reivindicaría varios aspectos de su pasado, entre ellos, la idea romántica de morir en el escenario, algo que rondó en su cabeza desde que era adolescente y corroborado por el fotógrafo Mick Rock hace algunos años en el libro All the Madmen (Constable, 2015). Otro de los aspectos que salieron a la luz tiene que ver con la estética. En 1972, David Bowie le dijo al periodista Michael Watts de la revista Melody Maker que su trabajo era una especie de psicoanálisis y que el acto en sí era su diván. Luego remató: “Todo el tiempo busco mi identidad y siempre llega en la forma de una imagen”. Pasaron 44 años de aquellas declaraciones durante la promoción del álbum The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars para que el músico inglés se inspirara nuevamente en esos conceptos para lanzar un último golpe y de paso dejarnos una gran enseñanza.

Para leer este artículo completos:

Ed. 168

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 168

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.