Las emisoras cristianas en la banda AM Las emisoras cristianas en la banda AM

Y Dios salvó la radio

Solo en la banda AM de Bogotá hay 18 emisoras cristianas. Los contenidos son anticuados, sofocantes, machistas y excluyentes. Por otro lado, en Colombia existe la libertad de culto y expresión. ¿Qué hacer? ?El diablo nos ronda, señores.

2010/04/21

Por Lina Vargas

Fue en la noche del 24 de diciembre de 1906. Reginal Fessenden, prodigio en matemáticas, profesor de ingeniería y antiguo colaborador de Thomas Alva Edison, se encontraba en la estación de Brand Rock, en Massachusetts, cuando logró, a través de un transmisor de alta frecuencia, emitir la voz humana por radio. Aunque sin duda las predilecciones del profesor Fessenden se inclinaban hacia la ciencia –trabajaba para el Servicio Meteorológico de Estados Unidos y acababa de desarrollar el principio heterodino para producir audios– lo único que se le ocurrió en aquella ocasión, quizás llevado por los tiempos navideños, fue interpretar en su violín la cándida Noche de Paz mientras leía en la Biblia un pasaje del evangelio según Lucas. ¿Qué llevó al afamado inventor a convertir uno de los días más importantes de la radiodifusión en una prédica religiosa? ¿Acaso el espíritu decembrino? Como fuera, el episodio pasó a la historia como el primero de una larga serie de amoríos entre la radio y la palabra de Dios.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.