Imagen de la casa de García Márquez en Aracataca. Imagen de la casa de García Márquez en Aracataca.

La casa que era un pueblo

Alberto Abello Vives, gestor del proyecto de recuperación de la casa de García Márquez en Aracataca, le responde con dureza a Fabián Sanabria, decano de Humanidades de la Universidad Nacional, quien en estas páginas de Arcadia también dio sus duros argumentos para no recibir la casa museo restaurada.

2010/04/21

Por Alberto Abello Vives

En su casa de la calle del Curato frente al cordón de murallas de Cartagena de Indias, Gabriel García Márquez, sentado a la mesa del comedor, tomó lápiz y papel y modificó el diseño del plano de la vieja casa de sus abuelos que sería reconstruida para albergar un museo. Pero ¿qué casa construir si la original había sido destruida y en el lote se erguía otra edificación? Fue tajante: la que detalló en Vivir para contarla. Y uno por uno fue confirmando sus espacios: la oficina del abuelo, la sala de visitas, el “cuarto de hospital”, el taller de platería, el comedor, la sala de recibo, el corredor de las begonias, el cuarto de los abuelos, el cuarto donde durmió en sus primeros años, el cuarto de Sara Emilia, el cuarto “de atrás” o de los trastos, la cocina y su despensa, el cuarto de los guajiros, el patio, la caballeriza. Dio punto final al orden y la disposición de cada uno de ellos en la casa. Seguidamente reiteró: “Es que más que un hogar, la casa era un pueblo”. Y firmó el pequeño plano otorgando su aprobación.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.