RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

La nueva gran muralla

Cientos de millones de usuarios hacen de China una potencia en la red. A pesar de la difundida idea de la censura, sus ciudadanos han creado cientos de formas para burlar el control estatal: desde animales hasta canciones de rock cifran la información.

2014/08/21

Por Guillermo Bravo* Pekín

Pekín, 6:00 a.m.: acaba de terminar el Mundial de Fútbol. Un grupo de chinos trasnochados se aproxima a la boca de la estación de metro. Llevan camisetas de los equipos de Argentina y de Alemania. Absortos en sus teléfonos inteligentes comunican su decepción o su alegría. De cuando en cuando, en algunas de sus pantallas aparece la imagen de Lionel Messi promocionando la aplicación WeChat que la mayoría de estos jóvenes emplea para enviar sus mensajes y que puede entenderse como “el WhatsApp chino”, aunque la comparación es injusta. WeChat, desarrollado por la empresa de comunicaciones china Tencent, va mucho más allá. Integra funciones que en los programas occidentales están dispersas a través de Facebook, Skype, y WhatsApp. La compañía ha escogido a Messi como su imagen para dar un salto internacional, pues pronto comenzará a competir en el mercado mundial.

Para leer este artículo completos:

Ed. 163

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 163

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.