Aunque nació en Sudáfrica, Coetzee se naturalizó australiano, país en el que vive y donde es profesor universitario. Aunque nació en Sudáfrica, Coetzee se naturalizó australiano, país en el que vive y donde es profesor universitario.
  • En librerías
  • J.M. Coetzee: Lector en fábula

    John Maxwell Coetzee, premio Nobel de Literatura 2003, es quizá el escritor vivo más respetado y admirado por la constancia y tenacidad de sus libros, así como por ser un perspicaz lector y crítico que arroja luces sobre la literatura. Invitado a ULibro, la Feria del Libro de Bucaramanga, que sucederá entre el 25 y el 30 de agosto próximos, el sudafricano habló con 'Arcadia' de lectura, insistiendo en que no le interesa hablar de su propia obra.

    2014/07/23

    Por Juan David Correa* Bogotá

    La lectura es tal vez una de las actividades más solitarias y estimulantes que puede conocer un ser humano. Lejos de los discursos sobre la bondad del acto de leer, como si fuera un remedio para el alma, según quiere el lugar común, leer es confrontarse con lo más vivo y lo más profundo gracias al lenguaje y su capacidad de echar luz y sombra sobre el mundo. Cuando se anunció que John Maxwell Coetzee visitaría por segunda vez Colombia, pensé en cuál sería la razón para que, un año y medio después quisiera volver a un país que conoció gracias a los oficios del profesor Isaías Peña, quien organizó un coloquio alrededor del premio Nobel de Literatura 2003. Aunque no lo confesó, Coetzee es un convencido de que si lo invitan a hablar de lectura y puede discernir sobre autores que han sido fundamentales para su formación como escritor, lo hace sin dudarlo. Más cómodo entre Hawthorne, Walser, Defoe, Flaubert o Von Kleist —autores que seleccionó para el proyecto editorial de publicar la Biblioteca Personal— que con sus propios libros, cuando decidió conceder esta entrevista solo puso una condición: no aceptaría preguntas relacionadas con su propia escritura. Lector y crítico, autor de casi una decena de libros que se pasean por la reflexión y el ensayo como Cosas extrañas, Mecanismos internos, Contra la censura, Truth in Autobiography [La verdad en la autobiografía] o una correspondencia con el escritor Paul Auster, Coetzee ha sido capaz de mantener a flote el difícil oficio de crítico y escritor de ficciones con igual pulso y acierto.

    Para leer este artículo completos:

    Ed. 158

    Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

    ¿Tienes algo que decir? Comenta

    Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

    Queremos conocerlo un poco,
    cuéntenos acerca de usted:

    Maria,

    Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Maria,

    su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

    correo@123.com

    Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

    O
    Ed. 158

    ¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

    Su código de suscripción no se encuentra activo.