Daisy Coleman, una de las protagonistas del documental Audrie y Daisy. Daisy Coleman, una de las protagonistas del documental Audrie y Daisy.

Todo es por tu culpa

El brutal asesinato de una adolescente en Mar del Plata el pasado 19 de octubre, un documental que denuncia a la justicia norteamericana por encubridora, canciones y denuncias que parecen no tener eco son solo algunos de los signos de una enfermedad silenciosa y sistemática: el abuso y la violencia en contra de las mujeres.

2016/11/22

Por Carolina Vegas* Bogotá

Una niña de 15 años se emborracha en una fiesta. Sus amigas la llevan a uno de los cuartos de la casa para que pueda dormir y recuperarse un poco. Está inconsciente, noqueada por el alcohol. Un grupo de supuestos amigos entra al cuarto y decide pintarla con marcador indeleble. La desnudan, la penetran con diferentes objetos, le toman fotos que luego suben a redes sociales. Ocho días después de la fiesta, como consecuencia no solo del acoso sexual del que fue víctima sino del matoneo cibernético que comenzó después de la publicación de las fotos, Audrie Potts se suicida colgándose en su ducha. Así comienza el documental Audrie y Daisy producido por Netflix y dirigido por la pareja de cineastas Bonni Cohen y Jon Shenk.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.